Tiempo de lectura: 4:10

Sabemos que por momentos el pensamiento se nubla y no encuentras ideas para generar ingresos adicionales a tu negocio de belleza; sobre todo, este último trimestre que todo cambió tan repentinamente.

Las oportunidades siempre están si las sabes ver así que, no te detengas, no es este el momento para que las puertas de tu negocio se cierren definitivamente. 

Con tu regreso vas a ver que has superado este momento, saliste fortalecido y encontraste la manera para que la curva de ingresos no se fuera completamente a pique.

Trae tu libreta de apuntes porque aquí te vamos a dar tres formas de generar ingresos.

3 Cosas que puedes hacer para aumentar tus ganancias

1. Ofrece servicios a domicilio

Si por la situación actual tuviste que entregar tu local o no pudiste continuar con tu equipo de trabajo, mientras puedes regresar de nuevo, ofrecer tus servicios a domicilio es una buena opción.

Claro está, además de cumplir con los protocolos de bioseguridad, validar si en tu país ya es permitido ofrecer este tipo de actividades, necesitas un par de cositas para hacerlo bien.

Define tu catálogo de servicios:

Como en cualquier otro rubro hay especialistas para cada cosa en particular que conforman un equipo. 

Por eso es clave que determines cuál es la tuya y con base en ella hagas tu oferta. Puede que sea únicamente el arreglo de uñas, los cortes y peinados o el maquillaje. 

Ten en cuenta que hay cosas que tienen mayor demanda y otros que por ahora, no tanto.

Pregúntate en qué eres el mejor y define el valor agregado que le darás a ese servicio para que tus clientes jamás piensen en llamar a tu competencia.

Comunica a tus clientes tu nueva modalidad de servicios:

Una vez tiene claro que vas a ofrecer es importante que lo hagas saber a tus clientes; o de lo contrario nadie reservará una cita contigo.

Tienes diferentes opciones para hacerlo, comunicarte uno a uno con ellos vía telefónica, escribir uno a uno un mensaje por chat directo o simplemente usar herramientas de marketing para segmentar, crear y programar tus envíos.

Pero evalúa qué actividad implica menos tiempo y sobre todo puede tener mayor probabilidad de contacto con tus clientes. ¿Suelen todos contestar su móvil a la primera llamada? ¿No revisan sus mensajes tan seguido como quisieras? ¿Tienen su móvil a la mano y por esto una notificación push la verían rápidamente? Saca tú mismo, las propias conclusiones.

Usa además las redes sociales como Instagram o Facebook para crear una pieza llamativa comunicando tu nueva modalidad para que tus clientes lo sepan. Para hacerlo fácilmente utiliza una plataforma gratuita como Canva.

Ofrece un canal de reservas online:

Está bien dedicar unos minutos de tu tiempo para recibir un mensaje de un cliente que quiere tomar una cita;  pero cuando estos minutos al día terminan por sumar horas, déjanos contarte que estás perdiendo tiempo de productividad  lo que traduce ¡Facturación!

Lo hemos visto a lo largo de los días, las tendencias de consumo y compra en Internet han crecido durante el último tiempo, así que muchos de tus clientes ya se acostumbraron a hacer uso de plataformas digitales para organizarse, conectarse y sobre todo hacer sus compras.

Una buena alternativa puede ser una App propia que tus clientes descargan en sus móviles y consultan para reservar su turno o activar el botón de reservas en Facebook de tu FanPage.

Programa tu día y recursos con la información de tu agenda:

Solo consigues optimizar el tiempo cuando tienes una agenda ordenada y clara que te permite conocer qué productos necesitas llevar dentro de tu mochila y has revisado de manera previa a qué cliente vas a atender.

Tener el panorama claro te ayuda a controlar mejor el tiempo que destinas para cada cliente y a prepararte para cada encuentro con el objetivo de ofrecer un servicio más personalizado.

Por ejemplo, si en tu agenda tienes una cita para colorimetría  del cabello puedes revisar la ficha específica de esa clienta y conocer qué marca y color de tinte usaste la vez anterior y si tu clienta presenta algún tipo de patología en su cuero cabelludo.

Así, no pierdes tiempo durante la cita preguntando sobre este tipo de detalles.

Bloquea horas en tu agenda online en las que por motivos personales o límite de visitas al día no puedes atender a más clientes y ¡listo! Contrólalo todo más fácil.

2. Vende artículos de belleza a tus clientes

Que el confinamiento nos tenga a todos en casa no significa que no necesitemos todos los productos de belleza que con frecuencia solemos comprar. 

Ten presente esto: tus clientes siguen necesitando el champú color para no dañar la tintura que alcanzaste a hacer, matizantes para que el tono se mantenga, mascarillas protectoras para el pelo, máquinas para afeitar, esmaltes para arreglar sus uñas y podríamos gastar todo tu día dándote ideas. 

¿Lo ves? Hay una probabilidad inmensa de que si le cuentas a tus clientes que están vendiendo sus artículos preferidos, te compren.

Eso sí, asegúrate de tener un inventario actualizado y de saber cuándo es el momento de hacer un nuevo pedido a tu proveedor porque este no es el momento ni de perder ventas por no estar abastecido ni tampoco de tener dinero invertido en mucha mercancía.

¡Cuidado! esto no es cualquier parte del proceso así que el cuaderno de hojas cuadriculadas resérvalo para el listado del mercado y para esto usa tu software de gestión.

Sin lugar a duda, la mejor manera para llevar llevar correctamente la contabilidad de tus servicios de belleza.

Si no tienes tu propio e- commerce (ENLAZAR A ARTÍCULO DE BLOG Ecommerce para mi negocio, el presente y el futuro) y una pasarela de pagos robusta ¡no importa! puedes empezar a vender por las redes sociales y llevar también las cuentas desde el sistema de gestión.

Así sabes si tienes cobros a deber, el total de facturación y todos los datos contables que mantienen esta forma de generar ingresos a flote.

3. Vende cursos a profesionales y clientes

Nuestra última alternativa recomendada es esta. Si tienes habilidades y estás especializado en algo ¿por qué no preparar un curso, venderlo y conseguir algunos ingresos con esto?

Puedes enfocarlos hacia dos segmentos:

-Profesionales amateur del sector de la belleza.
-Tus propios clientes.
Para cualquiera de los dos casos es importante que definas bien las temáticas, estructures bien los módulos y establezcas un buen precio que deje un margen de utilidad pero que sea asequible para el tipo de perfil que vas a manejar.

Para hacerte una idea de lo que podrías ofrecer visita algunos cursos de belleza 2020 que te pueden ayudar a definir tu panorama.

Si te lanzas al ruedo con este tipo de actividad recuerda que es importante ofrecer confianza a los nuevos alumnos, estar seguro de lo que haces y ser un buen profesional. Un error puede afectar a tu centro y a tu carrera a futuro. 

No es una tarea tan sencilla, pero tampoco imposible, solo requiere un poco más de esfuerzo que las otras dos alternativas pero a lo mejor y terminas por darte cuenta que te apasiona enseñar a colegas y clientes.

Como ves si hay una salida para generar ingresos adicionales a tu negocio de belleza

a pesar de los limitantes que hoy tienes, revisa nuestro plan, piensa en cuál te va mejor y cuéntanos al final de la crisis cómo te va. Recuerda que aunque por ahora no veas mucha salida hay que hablar de crecimiento durante una crisis.

¡Un saludo desde la distancia!

Camila Acosta Bewe