Un empleado que negocia mal su salario trabajará desmotivado

Uno de los aspectos más complejos a la hora de negociar un nuevo puesto, sin duda alguna, es el salario.

Cómo negociar el sueldo en una entrevista de trabajo

A continuación conocerás los errores más habituales al estar presentando una entrevista de trabajo -no solo en peluquerías, barberías y centros de belleza, sino en otros sectores e industrias- para que puedas evitarlos.

No conocer lo que vales

Antes de tomar una decisión de compra importante -ej. una casa, un carro o el inmobiliario de tu centro- evalúas el mercado, es decir, los pros y contras de esa compra (el precio, las características, etc).

Eso mismo deberías hacer contigo, conocer el valor que tienes en el mercado de acuerdo a tu experiencia y conocimiento para poder tener un aproximado del sueldo que debes recibir.

¡Ten cuidado con irte al otro extremo, al de la prepotencia! Muchas personas consideran -de manera poco objetiva- que valen más porque son mejores que todos los demás.

Mentir sobre la experiencia o habilidades

Si mejoraste algunos aspectos de tu hoja de vida para acercarte más al perfil de una vacante, esto no está mal, todos olvidamos incluir datos importantes en el currículum.

El problema se presenta es cuando la información nueva que incluyes, la acabas de inventar para tener mayor oportunidad de seguir en el proceso.

Además de ser un tema de honestidad, es importante que sepas que está en juego la imagen de la empresa, pues seguro te asignarán funciones y responsabilidades que no sabrás ejecutar por falta de conocimiento.

Hablar del sueldo demasiado pronto

La ansiedad y los nervios pueden jugarte una mala pasada en la entrevista, tanto así, que caes en la tentación de preguntar por el salario sin siquiera primero escuchar las características del puesto. ¡Gran error!

Si bien el tema económico es muy importante, debemos discutirlo en el momento en que den la pauta para hacerlo. No lo hagas antes de escuchar lo que el entrevistador tiene por decirte acerca del cargo, sus exigencias y responsabilidades.

Preguntar si la oferta es negociable

Es entendible que tengas una expectativa salarial, todos debemos tenerla, pero nunca la reveles si no te la han preguntado.

Si en algún momento entras a negociar la oferta sin que te lo hayan pedido, quedarás en desventaja frente a tus compañeros de proceso.

Decidir sin darte tiempo de pensar la propuesta

Normalmente nos sentimos tentados de aceptar las propuestas sin pensarlo. Sin embargo, cambiar de trabajo es una decisión importante, significa elegir el lugar donde crecerás laboralmente.

Una decisión que requiere ser analizada con la cabeza y no con las emociones, más cuando tienes un trabajo actual.

Recomendaciones generales

Si vas a discutir  el tema salarial porque ya superaste el proceso, estás seleccionado y de eso depende tu decisión, ten en cuenta: 

Evalúa los <otros> beneficios del centro de belleza, es decir, suma al valor del salario los beneficios como comisiones, pago de transporte o almuerzo, y permisos para permitirte ir a estudiar, etc. 

Por otra parte, te recomiendo negociar un rango salarial, es decir, no des una cifra específica sino un rango de lo que te gustaría renegociar debido a X situaciones (sustenta el por qué merece ser renegociado).

Finalmente, no olvides estar siempre dispuesto a escuchar los argumentos de la otra parte, y si en definitiva no cumple con tus aspiraciones, sigue en la búsqueda.

Si nos visitaste pero no eres aspirante sino contratante, haz clic para leer nuestro blog sobre Claves para elegir correctamente el personal de tu centro de belleza.

Solicita una Prueba GRATIS aquí de BEWE.io, la mejor opción para gestionar tu negocio.

¡Gracias por leernos!

gestión peluquería