Los spa están diseñados para eliminar el estrés o relajarse luego de una semana difícil, pero una tendencia creciente es el “BABY SPA” o spa para bebés. En Europa se esta haciendo cada vez más popular, todo en un ambiente perfectamente diseñado para ellos.


¿Qué servicios ofrecen?

En primera instancia los bebés son sumergidos en bañeras con un dispositivo de flotación alrededor del cuello y especialmente diseñado de acuerdo a su peso y edad, permitiendo al recién nacido flotar verticalmente sin que haya peligro de vuelco, relajando su cuerpo y mente con hidroterapia.

Posterior a esta experiencia en el agua, especialistas realizan masajes para niños y con productos que cuidan la piel delicada, así terminan todo un día de relajación. Es toda una experiencia de spa diseñada para los más pequeños que se convirtió en una tendencia mundial.

Estos servicios pueden ser tomados desde los dos días de nacido y hasta los seis meses, activando los músculos y conexiones neuronales desde temprana edad aportando al bienestar de hijos y padres.


Beneficios

  • El baño flotante y la hidroterapia ayudan al balance, coordinación y fuerza del bebé, porque   aunque parezca mentira, los bebés pueden sufrir estrés a las pocas horas de nacer.
  • Iniciar movimientos en la bañera permite que los recién nacidos conozcan sus extremidades, de esta manera su coordinación mejora y se realzan sus destrezas motoras.
  • Los bebés descansan mejor luego de una sesión de spa y sus periodos de sueño son mejores.
  • No sólo los niños disfrutan, las mamás también se relajan y descansan en un entorno seguro y cómodo en esta etapa de maternidad que está llena de retos y estrés.
Cada vez más padres se inclinan por llevar a sus hijos a estos centros y por esto, se ha convertido en un modelo de servicio atractivo. Si estás pensando en un nuevo lugar o idea de negocio de seguro este es un buen camino.