Día a día llegan a tu centro varias personas interesadas en tus servicios y muchas de ellas terminan convirtiéndose en clientes, algunos te visitarán con más frecuencia que otros y cada persona comprará servicios diferentes. 

Esta información es vital para a mejorar tu servicio, pero primero necesitas tener los datos guardados y organizados para poder visualizarlos fácilmente y usarlos a tu favor. 

A continuación te contamos qué datos iniciales necesitas de tus clientes, qué información relevante debes guardar y por último te mostramos todo lo que puedes hacer con esos datos y cómo benefician a tu negocio.


¿Qué datos iniciales necesitas de tus clientes?

Cuando una persona te visite por primera vez y tome un servicio, puedes solicitarle los siguientes datos en el momento que te estén pagando, informa a tu cliente que el uso de sus datos es exclusivo de tu centro.

1. Nombre.
2. Sexo (hombre o mujer).
3. Edad.
4. Dirección de correo electrónico (email).
5. Teléfono (es muy importante tener el número de su móvil).
6. Fecha de nacimiento o cumpleaños.
Digitaliza esta información para organizarla fácilmente. En BEWE puedes guardar estos datos en el apartado de CLIENTES.


¿Qué información debes guardar por cada cliente?

Cada vez que un cliente tome un servicio guarda la información sobre su visita:

1. Fecha.
2. Servicios que compró.
3. Dinero pagado por los servicios en la visita.
Asigna esta información a cada persona. En BEWE al momento de cobrar selecciona el cliente y el servicio, de esta manera se guardarán estos datos.


¿Qué puedes hacer con esos datos?

Con los datos anteriormente mencionados podrás:

1. Segmentar tus clientes y analizar sus servicios: de acuerdo a los servicios que tomen puedes clasificar a tus clientes. Por ejemplo, tienes un grupo de personas que siempre van a tu centro por manicure y pedicure, y otro grupo que va siempre por tinte. 
2. Planear estrategias de fidelización: con la segmentación puedes saber qué ofertas, descuentos y planes de fidelización diseñar para cada tipo de clientes. Siguiendo el ejemplo anterior, al grupo que va a tu centro por manicure y pedicure le puedes ofrecer un pedicure gratis si toma un determinado número de servicios de manicure.
3. Enviar correos electrónicos, SMS y notificaciones a sus móviles: con los datos de contacto (correo y teléfono) envía mensajes a tus clientes con las ofertas y novedades de tu centro. En BEWE puedes hacerlo en el apartado de MARKETING.
4. Genera estadísticas: calcula el número de veces que en promedio tus clientes te visitan en el mes y el promedio de dinero que gastan cada vez que van a tu centro, etc. Esto puede ser un punto de partida para establecer objetivos y metas a alcanzar.

Esta información es de gran valor para tu negocio y no requiere mucho esfuerzo. Anímate a seguir este consejo y verás lo útil que puede resultar.