Al ser dueño de un salón de belleza o trabajar allí sabes que las normas de bioseguridad son primordiales. El no tener  buenas práctica de higiene pueden llevarte a transmitir enfermedades a tus clientes o a tener un equipo con problemas en la salud que solo pueden llevar tu negocio a la quiebra.

Como regla general debes definir tu protocolo de normas de bioseguridad y difundirlo a tu equipo, la regla fundamental en un negocio de belleza es la salud tanto de clientes, como de colaboradores.

¿Qué es Bioseguridad?

Es el conjunto de normas y procedimientos, que ayudan a controlar y prevenir factores de riesgo en la salud y seguridad y que las autoridades sanitarias verifican en sus visitas.

Este reglamento es obligatorio si prestas o enseñas servicios de:

  • Embellecimiento facial.
  • Embellecimiento y cuidado corporal.
  • Cepillado
  • Corte y arreglo del cabello.
  • Manicura y pedicura.
  • Entre otros.

Para ampliar la información y saber cómo elaborar tu plan de bioseguridad te dejamos un video que te puede orientar.

3 Pasos de bioseguridad: 

Paso 1: Limpieza

Cuando se busca prevenir infecciones, lo primero que se debe hacer es limpiar o higienizar el centro de belleza. 

En este primer paso se eliminan restos de suciedad visibles que pueden estar en tu negocio y en los instrumentos. 

Esta limpieza debe hacerse antes de utilizar cualquier producto desinfectante.

Los pasos a seguir para la limpieza de las herramientas de tu salón de belleza son:

  1. Recepción.
  2. Clasificación.
  3. Descontaminación.
  4. Lavado 
  5. Secado. 

Recuerda que dentro de las buenas prácticas de lavado los materiales e instrumentos que usan tus empleados deben ser desarmados en partes para una buena limpieza.

Paso 2: Desinfección

Luego de haber realizado la respectiva limpieza debes desinfectar los objetos y superficies de tu centro de belleza. 

Usa algún producto desinfectante químico homologado por tu país que elimina de forma efectiva todos los patógenos de tu negocio. 

Como ejemplo de desinfectantes puedes encontrar: 

  • Hipoclorito de sodio.
  • Yodo.
  • Yodóforos.
  • Glutaraldehído.

Ten presente que este paso está indicado para las herramientas y superficies no porosas, los que sean de esta característica deberán desecharse luego de usarse. 

Además para que este proceso se haga de manera correcta se deben tener en cuenta factores como:

– Mezcla/concentración adecuada: asegúrate de que los productos se mezclen correctamente.

– Tiempo de contacto: debe cumplirse el tiempo de contacto requerido.

– Cambio de solución apropiada: el cambio de soluciones o productos desinfectantes deberá hacerse de la forma adecuada.

Paso 3: Esterilización

Este es el último paso que debes realizar y, aunque es poco común en el sector de la belleza, te explicamos un poco más.

Para que todos los instrumentos queden bien esterilizados deben ser lavados previamente.

Por si no lo sabías, no debes esterilizar paquetes apretados, tarros tapados, cubetas o frascos al revés. 

Cuando esterilices pinzas y tijeras deben estar abiertas.

¿Qué objetos se pueden desinfectar?

Aunque la desinfección es un proceso común en la industria de la belleza, es importante que sepas que no todo puede desinfectarse como; por ejemplo, los elementos porosos. 

Desinfecta instrumentos que usas diariamente que sean plásticos o de metal.

¿Qué objetos no se pueden desinfectar?

Los productos que no pueden desinfectarse deben usarse solo una vez y desecharse de manera inmediata como es el caso de: 

  • El algodón.
  • Palitos de naranja.
  • Lima de uñas.
  • Pulidor de uñas.
  • Piedra pómez.

Elementos de bioseguridad para tus colaboradores

Elementos de protección personal

Los servicios en los cuales tus colaboradores pueden estar en riesgo de trasmisión de enfermedades son: 

  1. tratamientos capilares.
  2. Corte de cabello.
  3. Elaboración de mechones e iluminaciones.
  4. Arreglo de barba, bigote y patillas.
  5. Servicio de manicura y pedicura.
  6. Tratamientos faciales.
  7. Tratamientos corporales.

Al usar elementos de protección personal en tu salón de belleza minimizas el riesgo al que están expuestos tus colaboradores y consigues:

  • Protección respiratoria: tapabocas
  • Protección visual: gafas
  • Protección auditiva: en el área de peluquería, tus colaboradores deben usar protectores auditivos de espuma o silicona.
  • Protección en extremidades superiores: guantes
  • Ropa de trabajo: Esta debe ser preferiblemente en tela repelente o anti fluido, además de usar calzado apropiado.

Derechos y deberes de los clientes respecto a los diferentes servicios que prestas en tu salón de belleza

Derechos

  1. Los implementos y equipos que se utilizan para prestar el servicio deben estar limpios, desinfectados y esterilizados.
  2. Los productos cosméticos deben almacenarse en condiciones óptimas y deben tener la notificación sanitaria obligatoria.
  3. El lavado de manos de manera frecuente debe facilitarse para los trabajadores y usuarios.
  4. Tus colaboradores deben usar los elementos de protección que mencionamos anteriormente y suministrar los que correspondan a sus clientes.
  5. Los elementos desechables que se utilicen deben ser descartados una vez terminado el servicio.

Deberes

  1. No asistir al salón de belleza para tomar algún servicio cuando presenten enfermedades en el cabello, uñas o piel.
  2. No consumir alimentos en los puestos de trabajo o en áreas donde se realizan los procedimientos del salón de belleza.
  3. Evitar el ingreso de mascotas a menos de que sean necesarias por casos de  discapacidad.

Qué hacer para asegurarte de aplicar las normas de bioseguridad en tu salón de belleza.

1. Toma tiempo para definir el protocolo y revisar todo lo que vas a necesitar.

Este es uno de los pasos más importantes, necesitas tomarte el tiempo suficiente para establecer el protocolo de manera correcta.

De nada servirá que estés haciendo la planificación si necesitas pausar para atender a un cliente. 

Para eso ya existen las agendas online como la de Bewe para que bloquees las horas y que ningún cliente pueda reservar algún servicio contigo. 

Solo así lográs dedicar el tiempo necesario a la planeación del protocolo, tienes tu agenda ordenada y las actividades de tu día bajo control.

2 Controla el stock de los artículos para cumplir el protocolo.

Una vez definido tu protocolo debes ejecutarlo, para ello es importante que te asegures de mantener cada uno de los artículos que necesitas al día.

Lleva en el stock del software de gestión que usas; por ejemplo, Bewe, el control de todos los artículos como tapabocas, desinfectantes, guantes, etc, e identifica cuál es el día para hacer el pedido a los respectivos proveedores.

Cada vez que uses un nuevo producto réstalo del inventario.

Cuando tengas nueva mercancía añádelos al inteventario y, listo.

Esta es una buena manera para saber que tienes todos los elementos necesarios para que tu plan de bioseguridad se cumpla.

3. Envía el protocolo a tus clientes

El protocolo no solo deben conocerlo tus colaboradores, también tus clientes.

Para ello puedes enviar un correo con el protocolo y un SMS pidíendole a tus clientes que lean tu correo.

Usa las herramientas de acciones de marketing y fidelización del software de gestión para salones de belleza para que la mayoría de tus clientes lo conozcan y puedan ayudarte a cumpirlo.

4. Añade en las fichas de clientes el consentimiento del protocolo de bioseguridad de tu salón

Una vez has dado a conocer el protocolo es importante que dejes registrado en la ficha de tu cliente que lo han leído, lo aceptan y se comprometen a cumplir sus deberes y a velar por sus derechos.

Las fichas de clientes de un centro de belleza son la herramienta perfecta para cargar el consentimiento y asegurarte de que lo han leído y sobre todo de liberarte de algún inconveniente legal tanto con las entidades de salud, como con tus clientes.

Adjunta los documentos pertinentes en la ficha de tu cliente facilmente.

Cómo ves no solo se trata de crear un protocolo, debes además darlo a conocer y ponerlo en marcha y para ello uno de tus aliados es el software de gestión que te permite mantener el control de los artículos, informar a los clientes y asegurarte de que te ayudarán a cumplirlo.

Recuerda que el protocolo de bioseguridad es de cumplimiento obligatorio según las leyes de tu país  y benefician tanto a tu personal como a tus clientes.

Si aún no tienes un software de gestión para apoyarte en los pasos que te hemos dado prueba Bewe y lleva tu negocio al próximo nivel.

Camila Acosta Bewe