De seguro muchas clientas han llegado a tu peluquería a pedir a gritos una restauración de su cabello pues a pesar de los múltiples cuidados y el esmero que pongan, las vacaciones dejan secuelas imposibles de evitar.

¡Todos lo sabemos! El sol, la piscina y el mar, para nosotros son las vacaciones perfectas pero para nuestro cabello es toda una odisea. El pelo puede oxidarse, su color alterarse y/o resecarse en extremo, sin hablar de las puntas abiertas.

Ahora, imagina que tus clientas puedan lucir una melena radiante durante y después de las vacaciones, tú trabajo sin duda será considerado un éxito y en enero sólo hará falta un retoque para dejarlas perfectas.

Recuerda que en el blog pasado hablamos de la importancia de ser asesor(a) de tu clienta en todos los temas de salud y belleza para que pueda confiar en ti, recomendarte y darte a conocer.

Un cabello perfecto es el resultado de un trabajo en equipo, así que dile a tu clienta que apunte estos tips para que sus cuidados junto a tus talentosas manos, permitan que su melena pase unas vacaciones perfectas. 

¡Deben proteger el cabello del sol!

Así como aplicamos protector solar en nuestro rostro y cuerpo, no podemos olvidar que el cuero cabello también es piel, cuidarlo es fundamental no sólo para prevenir un literal dolor de cabeza sino para evitar que nuestro cabello sufra.


Mi recomendación: usa un sombrero, en el mercado hay muchos diseños de cientos de colores y precios, sin duda habrá alguno que se adapte a cada una.

¡Recomiéndales una mascarilla!

Aconseja a tus clientas una mascarilla nutritiva que puedan aplicar durante las vacaciones, la marca y los componentes los escoges según los productos que distribuyas en tu negocio. Pero no la dejes ir sin ofrecerle alguna, es fundamental para mantenerlo hidratado.

¡Sí al agua fría!

Me parece muy divertido estar a más de 30°C y ver que personas piden agua caliente para bañarse y eso es totalmente respetable ¡Pero! Recuérdale a tus clientas que lavarlo con agua fría es una de las mejores terapias pues aporta brillo. De manera que las vacaciones son un pretexto perfecto para arriesgarnos a una ducha fría.

¡No las dejes ir sin un protector solar para el cabello!

Así como debes venderles protectores para blindar el cabello del calor de las planchas y el secador, no olvides aconsejarles o venderles uno para protegerse del sol –deben aplicarlo antes y después de sumergirse en la piscina o en el mar-. También sería muy útil ingresar con el cabello recogido o con un gorro puesto.



Estas precauciones son claves para blindar el cabello de las consecuencias del verano. Si tus clientas tienen en cuenta estos tips, podrán lucir un cabello hermoso durante y después de las vacaciones.

Recuerda aconsejarles hacerse un enjuague al volver para realzar el color y dejarlo radiante.

¡No olvides seguirnos! En el próximo blog hablaremos de algunas estrategias de marketing para potenciar tu negocio.