Si tu mundo es la peluquería, debes conocer los fundamentos básicos de la colorimetría para brindar a tus usuarios una coloración capilar impecable.

Si bien muchos han optado por aprender empíricamente, conocer los principios básicos de la colorimetría es esencial para todo profesional que se dedique a la coloración capilar.

Tener este conocimiento permitirá al estilista hacer una aplicación creativa, armónica y estética del color.

¿Qué es la colorimetría?

Es la ciencia que se encarga de establecer métodos para medir el color, en palabras más simples, es el arte de saber mezclar los colores de acuerdo a los resultados que buscamos.

Colorimetría del cabello

Los coloristas aplican este arte a través del círculo o estrella cromática, en la cual se encuentran los colores adecuados a partir de los colores primarios.

Las cartas de color pueden tener variaciones pero todas tienen características similares. En cada una se utiliza una escala numérica que va por niveles:

El 1ro es el negro, 2, 3 y 4 castaño, 5 castaño claro, 6 rubio oscuro, 7 rubio, 8 rubio claro, 9 rubio muy claro, 10 rubio ultra claro y 11 y 12, son los rubios especiales (blond).

Antes de continuar, es importante tener clara la clasificación de los colores:

Colores primarios

Son únicamente tres, de los cuales se forman los demás: azul, rojo y amarillo

Colores secundarios

Se obtienen al mezclar dos primarios: naranja (rojo y amarillo), verde (azul y amarillo) y violeta (rojo y azul)

Colores terciarios

Se producen a partir de la combinación de un color primario con uno secundario: amarillo anaranjado (amarillo y naranja), rojo anaranjado (rojo y naranja), amarillo verdoso (amarillo y verde), azul verdoso (azul y verde), azul violáceo (azul y violeta) y rojo violáceo (rojo y violeta).

Combinar los colores para obtener otros permite además de teñir, neutralizar o contrarrestar un color. Esto es muy importante si queremos asesorar sobre un tono.

¿Cómo obtener el marrón? Este tono se produce al mezclar de manera desigual tres colores primarios y varía de acuerdo a las proporciones aplicadas de cada color primario. Ejemplo: si aplicas más rojo obtendrás un marrón rojizo mientras que si aplicas más amarillo, el resultado será marrón claro.

¿Qué es un tono? Es el valor del primer número, ejemplo tinte 7.53. (El 7 es el tono, el 5 corresponde al matiz y el 3 al reflejo).

El estudio del círculo o estrella cromática, permite entender las características de los colores al combinarse. Esto lo definimos como leyes de colorimetría y son fundamentales para la coloración capilar –recuerda que los resultados pueden variar por la marca y el tipo de tinte-.

A partir del artículo Colorimetría, leyes que debes conocer de la marca Thyms, nos permitimos citar las siguientes leyes.

Leyes del color:

Primera ley: los colores fríos dominan los cálidos. Los colores fríos son: el violeta, el azul y el verde, mientras que los colores cálidos son: el rojo, el naranja y el amarillo y el neutro es el café.

Esto quiere decir que si se combinan tintes en color azul y amarillo en cantidades iguales, el resultado será un color con mayor tendencia hacia el azul.

Segunda ley: los colores en oposición al círculo cromático al combinarse se neutralizan. Esta ley aplica de forma efectiva para la aplicación de matices o neutralizantes de tonos.

Ejemplo: El azul neutraliza tonos muy naranjas, el rojo lo hace con el verde y el amarillo con el violeta.

Es decir, si el resultado de la coloración es un tono naranja o con el tiempo y las lavadas  se volvió así, es posible aplicar un matizante para neutralizar y quitar el tono desteñido.

Tercera ley: un tinte no puede ser aclarado con otro tinte. No es posible aplicar un tono oscuro y luego aplicar uno más claro, intentando bajar el nivel del color, ya que esto no será posible, a menos que se aplique un producto de decoloración para el cabello.

Cuarta ley: sobre un tono cálido es posible aplicar un tono frio, mientras que sobre uno frio jamás se puede aplicar uno cálido. Esto se debe a que los tonos fríos neutralizan los cálidos”.

Software peluquerías BEWE.io

Consejos adicionales:

Elegir un color de tintura ideal para nuestros clientes siempre dependerá de su tono de piel y aspecto físico. ¡A todos no nos luce lo mismo!

-Aplicar un tono oscuro endurece los rasgos generando profundidad y reducción. Es ideal para lucir un rostro más delgado pero ten en cuenta que envejecen y marcan las facciones.

-Los tonos claros iluminan el rostro, dan volumen y suavizan rasgos no muy estéticos, ejemplo: una nariz muy grande.

-El castaño es el más querido por todos pues favorece casi todas las pieles y figuras.

Para finalizar, aunque intenté dar algunas bases y conceptos básicos de colorimetría, recuerda que el mundo de la peluquería vive en constante transformación y es necesario ir actualizando tus conocimientos conforme avanzan las tendencias en el mercado.

Esto puedes lograrlo en academias presenciales o virtuales, certificadas y acreditadas para brindarte una excelente formación y así, tú también puedas ofrecer a tus clientes calidad y satisfacción.

Te dejo algunos vídeos que encontré en Internet que me parece complementan muy bien el tema tratado hoy.


Y tú, ¿Ya probaste nuestro software? Un profesional bien capacitado + un software de gestión = peluquería con un servicio y administración impecables.

Solicita aquí la prueba GRATIS de BEWE Software, una opción fácil de usar para gestionar tu centro de belleza.

¡No olvides visitar Campus para más tutoriales y consejos!
Bloguera Paula Castro