Si has soñado o anhelado ser dueño de tu propio salón, debes saber que emprender puede convertirse en la mejor oportunidad de tu vida. ¿Te animas a intentarlo? Sigue estos consejos.

Muchos peluqueros y estilistas que llevan años trabajando bajo la dirección de otros, han anhelado más de una vez tener su negocio propio. Sin embargo, cuando el miedo al cambio aparece, los sueños se esfuman.

Entonces, ¿Cómo dar el salto de estilista a dueño de tu propia peluquería sin rendirse en el intento? Este es un desafío que solo grandes valientes se atreven a asumir. Un reto que exige tiempo, ganas, esfuerzo y persistencia.

¿Cómo abrir tu propia peluquería?

Ser un buen estilista no garantiza una peluquería exitosa

Un buen peluquero no necesariamente es un buen administrador, pues son dos cosas que exigen capacidades totalmente diferentes.

Por esto, al momento de emprender, es muy importante que tengas una mentalidad empresarial. Tener desde un inicio clara la visión de cómo te gustaría que se viera tu negocio y qué debes hacer para llegar a donde quieres estar. Solo así encaminarás correctamente tus esfuerzos.

De igual manera, así como ya adquiriste previamente el conocimiento técnico que te exige el sector de la belleza, ahora debes convertirte en el mejor administrador de todos.

Para lograrlo no necesitas ir a la universidad, el secreto de todo es entender que además de ser un estilista talentoso, un nuevo negocio demanda visión empresarial, estrategias de marketing y sobre todo, buena gestión.

Cómo abrir tu propia peluquería

Consejos para administrar tu negocio

Los principales conocimientos que debe tener un estilista para ser un buen administrador de su negocio son:

Conocimientos básicos de contabilidad para saber llevar un registro ordenado de los ingresos y egresos, así como del pago de impuestos y comisiones.

Elegir los precios correctos para sus productos y servicios. Aprende aquí a elegir los precios correctos, acordes al mercado y a la competencia.

Habilidades en marketing para llegar a más clientes a través de estrategias en redes sociales y otros canales masivos.

Tener buenas relaciones con los clientes internos y externos. Esto quiere decir que debes pensar en el beneficio económico y la felicidad de tus clientes y empleados. Ambos son muy importantes para que tu peluquería funcione correctamente.

¡Anímate a intentarlo!

Si emprender te da mucho miedo, la buena noticia es que hoy existen muchas herramientas que te ayudarán a administrar y potenciar la rentabilidad de tu salón.

Tal es el caso de BEWE.io, una empresa del sector de la belleza que en su blog comparte consejos muy importantes para estar al día de las tendencias, ser cada día un mejor administrador y lograr el éxito en tu emprendimiento.

Así mismo, esta empresa española trae a tu alcance un software de gestión que hace por ti -de manera automática- muchas de las cosas de las que hablábamos anteriormente:

  • gestión optimizada de tu negocio,
  • cuentas automatizadas,
  • estrategias de marketing,
  • visualización del stock en tiempo real, y
  • mucho más.

¿Genial, no? Anímate a emprender, deja atrás los miedos y trabaja de la mano de los mejores. Solicita aquí una prueba gratis y lleva tu negocio al próximo nivel.

gestión peluquería