Un centro de terapia de lenguaje es una buena oportunidad de negocio para un profesional como tú, así que si cuentas con al menos un título de maestría y tienes licencia para practicar esta profesión puedes comenzar tu propio centro; para saber cómo hacerlo y qué debes tener en cuenta, lee este artículo.

Como bien sabes la terapia de lenguaje es un programa que tiene como objetivo suministrar y facilitar una intervención correcta en dificultades a nivel comprensivo y expresivo de la comunicación y el lenguaje. Esta terapia es un apoyo para el desarrollo de habilidades tanto en niños como adultos que tienen problemas para utilizar, articular de manera correcta y dar sentido al lenguaje.

Más allá de tener el conocimiento teórico necesitas seguir ciertos pasos que te damos a continuación.

Pasos para montar un centro de terapia del lenguaje

1. Identifica si tienes los conocimientos suficientes.

Lo esencial para comenzar es tener claro y entender las diferencias entre:

  • Disfonía
  • Afonía
  • Dislalias
  • Disglosias
  • Disartrias
  • Disfemia
  • Afasias

2. Define los servicios de tu centro de terapia del lenguaje

Las alteraciones que pueden presentar tus pacientes pueden ser diferentes y por eso mismo, cada una requiere un tipo de atención específica, de ahí la importancia de que identifiques el origen y las características para buscar y dar el tratamiento adecuado, si lo prefieres, puedes enfocarte en una sola especialidad o abarcar diferentes tipos de problemas como los siguientes:

  • Terapia de lenguaje para niños y adultos.
  • Problemas de adquisición de lenguaje, es decir, pacientes que no hablan y ya debieron haber empezado.
  • Problemas en la articulación del lenguaje que refiere a los pacientes que cambian algunos sonidos de las letras o articulan sonidos de manera equivocada.
  • Personas que sufrieron un infarto cerebral, un accidente cerebro-vascular, un aneurisma, un accidente vehicular que dañó el área de lenguaje y que tienen problemas para hablar o entender lo que otros quieren comunicar.
  • Terapia de Aprendizaje.
  • Problemas de aprendizaje en la escuela.
  • Dificultad leer y escribir sin errores.
  • Problemas de lenguaje como dislexia o dispraxia.
Cómo empezar un centro de terapia de lenguaje

3. Establece las estrategias que vas a utilizar en tu centro

Terapia de articulación:

Como patólogo o terapeuta debes modelar los sonidos con los pacientes, esto incluye que demuestres a tus pacientes cómo mover la lengua para pronunciar sonidos específicos.

Terapia para alimentarse y tragar:

Debes enseñarles a tus pacientes cierto tipo de ejercicios para que puedan fortalecer los músculos de la boca. Dentro de esta estrategia deberás incluir masajes faciales y ejercicios con la lengua, los labios y la mandíbula. De igual manera podrías usar texturas de alimentos para que cada uno de tus pacientes sea más consiente a la hora de comer y tragar.

Terapia con actividades de intervención del lenguaje:

Como terapeuta puede usar fotos, libros, dibujos o una terapia de juego para modelar y dar retroalimentación a cada uno de tus pacientes. Asimismo, podrías utilizar ejercicios de lenguaje para que cada paciente practique sus destrezas.

4. Elabora un plan de terapia y seguimiento para tus pacientes

Este debe incluir:

  • Evaluación diagnóstica.
  • Programa de atención personalizado.
  • Trabajo terapéutico.
  • Asesoría a padres, familiares, maestros o personas que se relacionen con tus pacientes.

5. Escoge las instalaciones y adecua los espacios

Ubica un lugar que cumpla con los requisitos que necesitas para poner tu propio centro de terapia del lenguaje, revisa que los espacios sean los adecuados para la cantidad de pacientes que vas a ver o verá tu equipo de trabajo diariamente y entra en detalle; por ejemplo, de si tienes otros centros cercanos, que cumpla con los requisitos que tienes en mente como zona de parqueo.

Es importante que también evalúes los colores del centro y de qué manera va a estar decorado de acuerdo al perfil de los pacientes que vas a tener y de lo que les quieres transmitir.

Analiza además, si cumple con los requisitos de sanidad y de instauración según las normas de tu país.

6. Adquiere un software de gestión para la administración y gestión de tu centro

Este es un paso muy importante porque puedes tener muchos conocimientos y un lugar muy especial, pero si no sabes cómo organizarlo y cómo satisfacer a tus pacientes de nada servirá. Un software de gestión para centros terapia de lenguaje te va a permitir llevar en orden la agenda de tu centro, utilizar fichas de clientes para llevar un registro de información valiosa como el perfil de tus pacientes y su progreso, así como también te ayuda a llevar la contabilidad del centro más organizada conociendo cuáles son los ingresos y salidas de dinero para mantener un centro rentable.

El software de gestión que escojas, también será útil para que conozcas en detalle por medio de informes cuáles son; por ejemplo, las horas en las que más terapias ofreces y los pacientes inactivos, esto te ayuda a planear mucho mejor las estrategias para cumplir los objetivos propuestos en tu centro de terapia de lenguaje.

Un software de gestión tiene diferentes funcionalidades que te ayudan a administrar y gestionar las tareas diarias y operativas mucho más fácil y en menor tiempo, por eso es tan importante que dentro de tu plan de negocio, destines un presupuesto para contratarlo.

Poner tu propio centro de terapia del lenguaje implica, no solo tener conocimientos, sino también evaluar el tipo de servicios que vas a ofrecer, el tipo de pacientes y sobre todo diseñar un plan de acción en el que es vital una herramienta de gestión para hacer todo mucho más sencillo desde el día de apertura del centro. Sigue los pasos y cuéntanos qué otra cosas adicionales necesitaste para abrir tu consultorio.