¿Sabes cómo evaluar a tus empleados? ¿Por qué es tan importante hacerlo? ¿Lo estás haciendo bien o mal?

Evaluar a tus empleados, además de ayudarte a identificar los perfiles de tus barberos, te permitirá poner en práctica estrategias para mejorar los resultados tanto a nivel personal como grupal.

Como líder debes saber que la labor de cada uno de ellos influye en los resultados de tu negocio.

Claramente esto no es lo único que necesitas para que tu barbería sea exitosa; sin embargo, ¡sí es un factor clave! De ahí la importancia de que periódicamente hagas este tipo de evaluaciones.

Lo mejor sería que dentro del grupo puedan evaluar las mejores prácticas de cada uno y de esta manera, los demás las pongan en marcha.

Para poder evaluar el rendimiento debes tener en cuenta lo siguiente:

1. Productividad:

Se refiere a la cantidad de servicios que puede hacer tu empleado al día, ¿cuántos cortes?, ¿cuántos perfilados de barba? En caso de que las hagan ¿cuántas mascarillas?, ¿cuántos afeitados? etc.

Cualquier tipo de servicio que ofrecen tus barberos debe contabilizarse.

2. Calidad de trabajo:

Aunque la cantidad es importante, jamás se puede dejar de lado la calidad del trabajo. De nada servirá  que tus colaboradores tengan muchas citas si sus trabajos quedan mal.

Muchas citas pero malas prácticas, los llevarán al fracaso total.

Debes nivelar el número de clientes que pueden recibir al día, con el tiempo en que tardan por cada uno.

Es importante que la productividad y la calidad, siempre, sin excepción alguna, vayan de la mano.

cómo evaluar a tus empleados

3. Eficiencia:

Esta es el resultado de combinar la productividad con los  mínimos esfuerzos que puedan hacer.

Deberás tener en cuenta cuáles de tus barberos logran desarrollar su labor diaria en el mínimo tiempo posible pero como lo dijimos anteriormente, con un muy buen resultado.

4. Formación:

Jamás se puede dejar de lado la formación de cada uno de tus empleados. Este es un mercado en el que cambian las tendencias  y en el que muchos deben innovar.

Cuando tienes barberos formados y que constantemente están preparándose, obtienes grandes ayudas para tu negocio.

Ten presente que tú como dueño, debes invertir y dar los espacios pertinentes para que lo puedan hacer.

Nunca es un error invertir dinero en formación para ellos, por el contrario, llegarán con nuevas ideas que reforzarán tu barbería.

Lo importante está en que identifiques en qué se debe capacitar cada uno, a fin de ofrecer servicios más completos.

5. Objetivos:

Define objetivos por cada uno,  puede que todos no tengan la misma experiencia.  Así que no establezcas a nivel grupal la misma meta.

Evalúa las capacidades y experiencia  de cada uno de ellos y precisa los parámetros.

Para lograr el buen rendimiento es importante que ellos mismos los conozcan o incluso, que se planteen sus propios objetivos proponiéndose cada vez más.  Por supuesto, deberán ser justos para ambas partes.

Ten presente que tú debes proporcionar todas las herramientas necesarias para que desarrollen bien sus tareas.

No puedes exigir que perfilen cierta cantidad de barbas al día, cuando las cuchillas o la barbera están en mal estado.  Deberán esforzarse más para satisfacer las necesidades del cliente y perderán tiempo.

6. Auto evaluación:

Conocer la opinión también es vital para saber cómo se sienten, por qué logran o no los objetivos puestos, y qué consideran que hacen bien.

Escuchar a tus empleados, entender cómo sienten el ambiente laboral, si son felices o no en su trabajo, te ayudará a definir los objetivos.

No solo puedes evaluar de afuera hacia dentro, también debes permitir que lo hagan desde adentro hacia afuera.

Puede que uno de tus barberos esté fijo en ciertas tareas pero que al expresar lo que siente, te diga que busca una oportunidad pues tiene la capacidad.

Podría estar preparado para desarrollar más funciones y esto ayudará a que puedas calificarlo mucho mejor.

Poniendo en práctica todo lo anterior, evalúa el trabajo de tus barberos, ten presente que tú como jefe, debes ser su mentor y guía.

Debes escuchar y entender agentes externos que pueden afectar el rendimiento de ellos, por ejemplo: su salud, quizá la enfermedad de uno de sus familiares, o muchos otros factores que pueden afectar.

Lo más importante es que con base en los buenos resultados, hagas planificaciones y premies a tu equipo.  Por ejemplo, horas libres, regalos, o incluso un aumento salarial.

¡Seguramente estarán más motivados a cumplir todos los objetivos propuestos!

Nunca olvides que, si alguien trabaja mal, el cliente se llevará la misma impresión de tu negocio y posiblemente no volverá.

Y antes de irnos, te recomendamos el módulo de agenda de BEWE.io, te ayudará a organizar el tiempo de los barberos para hacerlos más productivos.

Tendrás agendas multidisciplinarias para cada uno, con visualizaciones diaria, semanal o por empleado. Su uso es sencillo e intuitivo.