Cuando eres un líder constantemente estás pensando cómo mejorar la productividad de los empleados de tu negocio y aunque, no está mal, hay algo fundamental que no puedes pasar por alto… No significa que entre más tiempo le dediquen al trabajo más productivos serán.

Pensémoslo así, trabajar muchas horas no es igual a ser productivo. ¿Pensabas que sí? pues, ¡Errrorrr!

Productividad

No con esto te decimos que tu centro debe abrir menos horas y que vayas a pérdidas, claro que no que no pero pero trabajar demasiadas horas, aunque, aún lo dudes, puede afectar la rentabilidad de tu centro beauty, wellness o fitness.

Tus colaboradores se cansan y así es muy difícil que hagan sus tareas sin margen de error o en menos tiempo.

Ser productivo en el trabajo no se trata de trabajar mucho, sino de ser eficaz, de utilizar correctamente los recursos que tienen y resolver tareas de la forma más adecuada y para conseguirlo es vital de la actitud y compromiso de cada uno de ellos con sus respectivas labores.

¿El truco para que sean más productivos?

Que organicen sus tareas en orden de prioridad, empiecen por las que requieren  más tiempo y de últimas dejen las tareas que tomen menos trabajo ¿cómo así? Te damos un ejemplo.

Si tienes un gimnasio pide a tus instructores que organicen sus clases más importantes para el inicio de la jornada, luego trabajen en las clases grupales y de últimas dejen espacio para planificar la rutina del otro día y finalmente hacer el video de invitación a un nuevo programa para publicar en redes.

Otro truco altamente efectivo es medir, bien lo dijo un físico matemático Wiliam Thomson: “para mejorar las cosas hay que medirlas”. Es cierto, no es que conozcamos muchos de física y matemática pero, cuánta razón tiene.

Si quieres tener el control de las cosas, revisar el progreso de tu equipo y mejorar tu estrategia, sencillo, ¡tienes que medir!

También, debes tener registro de todo lo que pasa y para ello es fundamental utilizar una agenda en la que puedes revisar en qué actividad está cada uno de tus colaboradores.

Mide la productividad de tu equipo con base en dos alternativas:

  • El volumen físico del trabajo realizado; ejemplo el número de manicuras que realizó en el día.
  • Por el valor generado por los bienes o servicios que se han producido, cuánto dinero dejó en el día su trabajo, claro está para saber eso es indispensable llevar la contabilidad con Bewe.
bewe software

Mira este dato:

«El 20% de la jornada laboral supone una pérdida de tiempo, dinero y recursos para la mayoría de las empresas»

Bueno, ¡Tranquilo! No toda la responsabilidad recae sobre tu equipo, también en ti.

¿En serio? sí, mutuamente se deben ayudar. Así que debes asegurarte de que:

  1. El personal cuente con el stock suficiente y al alcance para poder realizar su labor, de ahí la importancia de que pases de llevar el inventario en una hoja de papel a un sistema de gestión para centros de belleza, bienestar y salud.
  2. Las más máquinas que tienen en funcionamiento, realmente estén funcionando correctamente y en lugar de hacer sus actividades basados en ellas hagan todo manualmente.
  3. El ambiente de trabajo sea óptimo y positivo y tú puedes contribuir a ello de muchas formas; por ejemplo, con los sueldos y comisiones de tus empleados, tomando espacios para hacer feedbacks y muchas alternativas más.

10 consejos para mejorar la productividad de tu equipo:

1- Ten un buena planeación y organización interna de los días de trabajo, para ello usa la agenda de un sistema de gestión en la Nube con la cual puedes:

  • Agendar fácilmente citas o clases de tus clientes.
  • Ordenar tu agenda con colores por prioridad.
  • Bloquear espacios en los que tus colaboradores no están disponibles.

2- Enseña a tus colaboradores a manejar de manera adecuada su jornada, a organizar y trabajar bajo citas previas y a fijarse metas diarias.

3- Prioriza las tareas de tu equipo y pide a cada colaborador que lo haga también, esto los ayudará a saber qué es lo importante y qué es lo urgente.

4- No aplazar las tareas menos divertidas del centro; por ejemplo, calcular los sueldos y comisiones de tus empleados el día que corresponde para poder hacer el pago de nómina el día que corresponde.

5- Hacer tareas de una en una, porqeu cuando mezclan diferentes actividades al tiempo no pueden enfocarse y concentrarse de manera correcta en una sola cosa.

6- Dividir grandes proyectos en subproyectos para poder plantear y cumplir metas mucho más sencillas y más cortas; es decir si uno de tus colaboradores debe completar para fin de mes 300 dólares, revisa con él, cuál debería ser el estimado de clientes que debe atender para alcanzar el objetivo, cuántos por día y qué estrategias puede usar para que una sola visita deje mucho más margen de ganancia.

7- Para ti como administrador es importante que aprendas a delegar, es verdad que quieres encargarte de todo, hasta de hacer las clases tú mismo o hacer las manicuras a tu estilo, pero nooo puede ser así o de lo contrario ¿para qué tienes un equipo?

8- Hacer pausas y descansar cada cierto tiempo que permite oxigenarse, estirar un poco las piernas, desconectarse por un periodo de tiempo muy corto, claro  está no se trata de que lo hagan cada 15 minutos. Ten presente que esto ayudará a minimizar el agotamiento físico y mental y mejorará la productividad.

9- Innovar tu centro y modernizarte, con esto no nos referimos a que implementes lector de retina de última generación para saber si tus colaboradores llegan y se van a la hora que es, compres la última generación de parlantes para la música que pones dentro de tu centro, ni mucho menos que recibas pago con monedas moderna como «bitcoin», nada de eso. Se trata solo de utilizar un sistema de gestión robusto, potente y en la Nube que te ayuda a:

  1. No perder tiempo al teléfono para agendar citas.
  2. Entender el comportamiento de tu negocio por medio de informes y un dashboard visualmente claro.
  3. Identificar y llevar de manera sencilla el stock de tus productos.
  4. Hacer los cobros de manera sencilla.
  5. Programar envíos de SMS, correos o notificaciones push de manera previa para que no sea un trabajo del día a día.
  6. Llevar las fichas de clientes en un solo lugar para no perder tiempo pensando qué fue lo último que hiciste con ese cliente.

10- Finalmente mantén en constante capacitación y formación a los miembros de tu equipo, esto les ayudará a adquirir nuevas habilidades y competencias, así como a tener mayor eficacia en la toma de decisiones y la resolución de problemas.

En conclusión

Para tener un centro rentable y un equipo productivo necesitas tener una infraestructura moderna, con equipos actualizados, llevar todo bajo una agenda, motivar a tu personal y agilizar los procesos operativos con Bewe. Comienza a probarlo aquí.

Camila Acosta Bewe