Tiempo de lectura: 3:45

Una de tus misiones como emprendedor o administrador es saber si el negocio que tienes realmente te está dejando dinero. Muchas veces pueden rondar por tu cabeza ideas de que no vale la pena seguir o tienes dudas cada final de mes sobre qué hacer.

Justo en ese momento te haces preguntas de este tipo ¿cómo saber si negocio es rentable? ¿Qué necesito para saber si buen por buen camino?, pues bien, no te pierdas nuestro artículo porque te vamos a orientar.

Conocer la rentabilidad de tu negocio te da una idea de si estás dedicando tu tiempo de la manera correcta y aunque esto conlleva medir variables contables, financieras y económicas queremos orientarte para que puedas decir con más seguridad, sí, mi negocio es rentable.

Tres cosas que debes conocer de la rentabilidad de tu negocio para tomar mejores decisiones.

via GIPHY

1. Rentabilidad no es lo mismo que Tasa Interna de Retorno

Medir la rentabilidad implica ir más allá de la diferencia entre los ingresos y los costos operativos que tienes. Tranquilo, te explicamos con un ejemplo para que sea más claro.

 “Si yo invierto un dólar de mi dinero y gano dos dólares, mi dólar se duplica, pero si de ese dólar, el gobierno me dio 50 centavos, entonces yo ahora produciré un dólar y medio por cada 50 centavos míos. Si de los 50 centavos míos, el 90% provienen de un crédito, entonces seguiré generando 2 dólares por un aproximado de 5 centavos de dólar. Y de repente, estoy teniendo una tasa interna de retorno de mi inversión de 400 veces a 1 en vez de una 2 a 1.»

Aquí es donde viene lo realmente importante, entre menos dinero debas invertir a tu negocio de tu propia capital y más de subsidios y créditos preferentes mayor será tu tasa de inversión, es decir la rentabilidad.

Lo que debes pensar entonces es cuánto te va a regresar la inversión en concreto sin pensar en proyecciones de ventas o servicios que ofreces.

La tasa interna de retorno (TIR) es demasiado importante para quienes quieren invertir en tu negocio y dependiendo de esto llegarán a la conclusión de si invertir o no.

Cómo saber si mi negocio es rentable

2. La rentabilidad no es costo de oportunidad, pero como si lo fuera. 

Lleva esto contigo para siempre “que no sea rentable una idea no significa que no sea buena idea” y ¿a qué nos referimos con esto?

Mira este ejemplo

 “si tú siguieras trabajando como empleado en x negocio podrías ganar $30.000 al mes y tener un proyecto en el que ganes solo $1.000al principio y ser feliz; pero si logras hacer que tu negocio funcione podrías ganar $300.000 al mes, así que en realidad te costaría $270.000 al mes»

Esto significa que, de lo que estamos hablando acá, no es precisamente de la rentabilidad de tu negocio o del ser emprendedor sino del costo de oportunidad de no ser un emprendedor.

3. Rentabilidad vs Riesgo.

Existen emprendedores que pueden estar muy confiados de la proyección de ventas que han hecho en su negocio y solo piensan en qué; por ejemplo, en dos años estarán hasta triplicando las ventas.

Hay algo que queremos aclararte y es que, el riesgo y la rentabilidad van de la mano. Por ejemplo, Si la rentabilidad de tu proyecto es de 2 a 1, entonces el riesgo será también bastante alto o si el riesgo de la inversión baja, seguramente la rentabilidad será menor.

He ahí que calcules correctamente la rentabilidad y el riesgo todo con el objetivo de que pienses en grandes retornos con base en riesgos para conseguir más y mejores inversionistas

Por favor, ten presente esto que hoy te vamos a dejar e el tintero, dinos el riesgo de tu empresa y te diré qué rentabilidad necesitas tener para hacerla atractiva.

Tres claves para saber si tu negocio es rentable

via GIPHY

Estas son tres posibilidades que te ayudan a identificar si tu negocio tiene posibilidad de mantenerse en el tiempo

-Primera

Determina cuánto dinero te has gastado, es decir, invertido en todas las cosas que son fundamentales para tu negocio, como por ejemplo en el pago que haces del software de gestión.

-Segunda

Calcula el beneficio que consigues de tus servicios para hacerlo debes:

a) Calcular todos los ingresos: por venta de productos, de servicios y por contratos de mantenimiento o abastecimiento.

b) Calcular los gastos que utilizaste para producir los ingresos del punto a; por ejemplo, el alquiler, la luz, el teléfono e internet, gastos de desplazamientos y transporte, etc.

c) Cubrir la cantidad mensual para cubrir: gastos que tienes cuándo necesitas reponer una máquina que se dañó, pagar algún arreglo imprevisto, etc.

d) El sueldo que mereces por tu gestión diaria.

-Tercera

Calcula el beneficio calculado con la rentabilidad de la siguiente manera:

Ingresos totales – Costes totales = 0

Si los resultados te dan por debajo de cero mientras estás comenzando, no te alarmes, pronto llegará a una zona positiva; si, por el contrario, se prolonga, significa que tu negocio no es sostenible.

Software de gestión para conocer los datos

Es verdad que podrías llevar toda la información en algún archivo de Excel para registrar todas las variables de las que te hablamos anteriormente; pero…

¿estás seguro de que te quieres arriesgar cosas como que se pierda la información, el archivo colapse de tanta data o incluso de que necesites cargar tu ordenador para todo lado por si necesitas revisar la información estando fuera del negocio?

Lo mejor es tener dentro del presupuesto de gastos mensuales de tu negocio el dinero que se necesita para contratar un software de gestión; por ejemplo, el de Bewe, y registrar todos los datos y tener la información segura y disponible.

Utilizar un programa de gestión para un negocio como el tuyo te permite tener la información más organizada, en un solo lugar y sobre todo hacer un seguimiento más apropiado para medir qué tan rentable está siendo.

Además, un software de gestión tiene herramientas de análisis como informes personalizados y dashboard para que veas en tiempo real lo que ocurre e identifiques cuál es el mejor camino a seguir.

¿Cuál usar? Nosotros te recomendamos Bewe Para probarlo solo registra tus datos aquí

Camila Acosta Bewe