¿Montar un spa es una buena idea de negocio? ¡Por supuesto! Pero no te cambiará la vida si no sabes gestionarlo.

Cada día las personas se exponen a altos niveles de estrés y como consecuencia, se hace más frecuente la solicitud de servicios de belleza y bienestar. Sin embargo, pese a la alta demanda, muchos spa no conocen el éxito.

¿Cuál es la principal causa? Sin duda, una mala gestión.

Gestión spa

Si eres un profesional independiente o un empresario que busca una oportunidad de inversión -cualquiera de los dos casos- debes entender que un spa necesita lo mismo que cualquier otro negocio: conocimientos básicos en finanzas, marketing y contabilidad, etc. para asegurar la rentabilidad.

Conocimientos que se traducen en 5 claves para gestionar tu spa:

1. Control financiero

Para administrar correctamente tu spa, debes llevar una contabilidad ordenada de todas las operaciones, es decir, saber con exactitud los ingresos y egresos que tiene tu negocio.

De esta manera, conociendo con exactitud el dinero que ingresa y sale, podrás terminar el mes sin desajustes en caja, crear estrategias efectivas para reducir costos, y conocer la ganancia de cada servicio para incentivar las promociones.

Esto último hace referencia a que, por ejemplo, cuando vendes un servicio a $10 pesos, de los cuales $5 te cobra el empleado, $1 te cuesta la luz y $4 son de ganancia; jamás debes venderlo en menos de $6 pesos, pues representaría pérdidas para tu negocio.

Una situación que puedes controlar cuando conoces con exactitud los movimientos y el flujo del dinero, promoviendo también, estrategias de promoción efectivas y rentables.

2. Calidad en el servicio al cliente

software de gestión spa
Si de gestionar tu spa se trata, debes trabajar en dos factores claves: ofrecer un excelente servicio al cliente y contar con un personal altamente motivado.

Es importante entender que sin el segundo factor jamás lograrás el primero, pues la buena o mala actitud de tus empleados se refleja directamente en la calidad de los servicios, el ambiente laboral, la satisfacción del cliente, etc.

3. Capacitación permanente

Como cualquier profesión, tú y tus empleados deben contar con conocimientos actuales y acordes al mercado. De manera que si sale una nueva tendencia en servicios de spa, tus clientes puedan encontrarla en tu negocio y no se vean obligados a buscar los servicios de la competencia. 

Software de gestión para spa

4. Mejora continua

Es importante hacer un seguimiento de tus procedimientos, pues de lo contrario, nunca podrás determinar cuáles son las falencias de tu negocio.

Para hacer el siguimiento debes analizar estas 3 etapas:

Búsqueda de clientes

¿De dónde provienen tus clientes? Ej. Facebook, promociones, voz a voz, referidos, etc. Al responder esta pregunta sabrás qué canales de captación te faltan por explorar, o si alguno es muy frecuente y eficaz, determinar cómo puedes potenciarlo más.

Atención al cliente:

De 1 a 10, ¿cuál es la calidad de tus servicios? ¿Qué tan satisfechos se sienten tus clientes?

-Posventa

Después de tomar el servicio, ¿el cliente volvió? ¿te recomendó? ¿se quejó?

Las respuestas de estas preguntas te permitirán saber qué etapas de la venta están mejor y cuáles están fallando, para que puedas plantear soluciones lo antes posible.

5. Conoce el mercado

Un buen profesional y empresario debe conocer cuál es la oferta y la demanda del mercado para ofrecer los productos, tratamientos, servicios y técnicas que sí buscan los usuarios, y así asegurar la rentabilidad de su negocio.

De esta manera, es importante que entiendes que para gestionar correctamente tu spa, necesitas: ser realmente bueno en el manejo de las finanzas, crear estrategias de marketing efectivas y tener buenas relaciones interpersonales.

Software de gestión para spa

¿Cómo lograrlo? Por suerte el mercado cuenta con herramientas muy efectivas para ahorrarnos tiempo, dinero y sobre todo, hacernos más competitivos.

Es por esto que hoy te recomiendo BEWE.io, el software de gestión más fácil de usar que te permite tener un control total sobre tu contabilidad y las reservas, entre otras cosas.

¡Qué esperas para probarlo! Solicita tu prueba gratis aquí

gestión peluquería