Los niños especiales requieren una atención personalizada. Sigue estas recomendaciones para brindar a los clientes más pequeños un excelente servicio.

Las peluquerías para niños están de moda en muchos países gracias a que sus servicios especializados en cortes de pelo, peinados, manicuras, pedicuras e incluso spa, han enamorado a grandes y chicos.

Peluquería infantil

Cortar el cabello parece una tarea simple, sin embargo, los profesionales que se dedican a trabajar con los más pequeños saben que es una labor bastante difícil, en especial, cuando se trata de niños con autismo e hipersensibilidad sensorial.

Algo tan cotidiano como cortar el pelo, resulta todo un reto para el niño, los padres y los estilistas (pocos se atreven).

“Muchos de estos niños no se están quietos y, además, pueden tenerle miedo hasta al sonido de las tijeras cerca de su cabeza. Muchos de ellos son hipersensibles al tacto y, también, al ruido, por lo que es una auténtica tortura que les corten el pelo.” explica El Nuevo Herald

Sin embargo, según el portal de Aprendices Visuales, podemos conseguir una experiencia más positiva para los pequeños si tenemos en cuenta los siguientes consejos:

1. Ofrece silencio

Recibirlos en un horario fuera de la hora pico es esencial para proporcionarles un ambiente tranquilo. Incluso, puedes destinar un día exclusivo a la semana para estos servicios.

2. Deja que se muevan libremente

No pretendas tenerlos enclaustrados en una silla por muchos minutos, procura dejar que se muevan libremente. Elige cortes y peinados sencillos -que no demanden mucho tiempo-.

3. Presenta tus instrumentos de trabajo

Explicar qué vas a usar y para qué sirven las tijeras o cada máquina, permite que los niños se familiaricen y accedan más fácilmente al contacto contigo.

4. Anticipa cada detalle

Cuéntale al pequeño por qué se está realizado el servicio, haciendo énfasis en explicarle el paso a paso del mismo, de manera que el pueda entender qué estás haciendo.

5. Personaliza la atención

Conoce al niño, pídele a sus padres que te cuente acerca de él, así sabrás sus gustos -ej. Su superhéroe favorito- y podrás ‘jugar’ con su imaginación mientras realizas el procedimiento.

Y un consejo adicional, ten presente que esta labor demanda amor, vocación y pasión por estos pequeños clientes, pues de tu profesionalismo depende que sea una experiencia linda de recordar o un recuerdo totalmente traumático.

¿Cómo saber si tienes esta vocación? Cuando hablamos de este tema recordamos con gran admiración al peluquero que enamoró a todo Facebook, al tirarse al suelo para cortar el cabello de un niño con autismo.

El peluquero que enamoró a Facebook by ideal.es

Cada vez que los padres de Mason intentaban sentarlo en la silla de corte, el pequeño huía. Al ver que el niño se tiró al suelo para jugar con el móvil de su madre, el peluquero James Williams también se lanzó para hacer su trabajo.

¡Inspirador! Sin duda, cuando amas tu trabajo, haces de él la mejor experiencia para tus clientes. Incluso para los más pequeños.

Gracias por visitar BEWE.io

gestión peluquería