Si estás incursionando en el sector de la peluquería o llevas varios años ejerciendo, no te puedes perder nuestra entrevista exclusiva con el colombiano Raúl Roa Estilista.

Raúl tiene una trayectoria de más de 20 años en el medio cosmético, es diseñador, fotógrafo y formador. Sus especializaciones en Alemania y España junto con su experiencia, le han permitido trabajar con importantes empresas del sector de la belleza.

consejos para peluqueros - Raúl Roa estilista

Durante la entrevista, Raúl nos permitió conocer consejos claves para la formación, así como algunas recomendaciones que no puedes dejar pasar si quieres alcanzar el éxito en el sector y hacer de tu peluquería, un lugar exclusivo y al día con las tendencias.

1. ¿Cuáles son los tips que darías a un profesional de la belleza para triunfar en el sector?

R.R.: El entrenamiento constante es lo que te mantiene vigente, en esto son muy importantes las herramientas y los productos con los que trabajas. Las multinacionales, las casas más grandes, tienen unos programas de educación y de formación permanentes para los peluqueros.

Cuando usas productos de empresas muy económicas, ellos trabajan con un precio que no les permite ser igual de flexibles para ofrecer programas de entrenamiento y capacitación. Esto hace que el peluquero esté en desventaja con los que sí tienen este tipo de entrenamiento.

También es muy importante mantenerse humilde porque de todas las personas se puede aprender, tanto del auxiliar como de los clientes, o de un profesional que no tiene el mismo nivel educativo.

Así mismo, la constancia es muy importante. Si yo inicio en un negocio tengo que darle el tiempo de desarrollarse, pero el peluquero tiende a ir de una peluquería a otra buscando obviamente una mejor estabilidad económica. Sin embargo, si no hay constancia ¡No podrá echar raíces en ningún lado!

No se debe olvidar la práctica, el profesional debe obligarse a practicar nuevas técnicas porque son las que va a meter en su portafolio, y si estas van en contravía de las técnicas que manejaba antes, debe tener mente abierta para aceptar lo obsoleto y trabajar en lo nuevo.

2. Muchos consideran innecesario estudiar porque piensan que la práctica hace al maestro, ¿Qué piensas al respecto?

R.R.: En el sector hay muchos peluqueros empíricos que inician en las peluquerías como auxiliares o asistentes y van aprendiendo, van sintiendo amor por la profesión y se convierten en peluqueros -pero nunca pasaron por una academia-.

Ese tipo de personas tienen un bache impresionante en conocimiento. En España–cuando empezaron a reeducar este tipo de personas – le llamaron reciclaje, un concepto que invita a tomar algo usado para hacerlo nuevo y funcional.

El empirismo es bueno porque te da algunas alternativas, pero cuando el empírico se encuentra con algún problema, busca en su experiencia. Empieza a intuir cosas que básicamente no son ciertas y vienen las quejas de los clientes por resultados no esperados. 

Cualquier cantidad de cosas donde ellos no encuentran la explicación entran a hacer conjeturas y lo dan por hecho, y también lo transmiten a sus clientes.

Las personas empíricas pueden ser muy diestras pero cuando ya viene la parte científica y química les cuesta entender cómo trabajan algunos productos y la importancia de cada uno de los procesos -porque nunca los han estudiado-.

3. ¿Qué es lo que todo estilista debe saber hacer?

R.R.: El servicio al cliente es lo que manda la parada cuando se habla de competitividad, porque hay profesionales que son muy buenos pero en la parte de servicio al cliente son muy malos y ahí pierden muchos clientes.

El peluquero también debe manejar la parte de administración y de marketing. Una de las cosas más importantes y que está en boca de todos, es saber manejar las redes sociales; tener una fan page para clientes.

Así mismo, es importante saber la diferencia entre estilista, peluquero y asesor de imagen. El peluquero es quien sabe manejar las técnicas y las hace, ve un corte en una revista y sabe hacerlo; el estilista crea tendencias y nuevas alternativas, es como la evolución del peluquero; y el asesor de imagen es una cosa totalmente diferente.

No es lógico que un peluquero se ponga la etiqueta de asesor de imagen porque eso implica muchísimo,  ellos estudian etiqueta, glamour, oratoria, etc. De hecho el asesor de imagen va con su cliente y le dice al peluquero cómo quiere el corte, indicando el diseño (no la técnica) acorde a la forma de su rostro o color de piel.

4. ¿Qué servicios adicionales se deben tener en una peluquería?

R.R.: La peluquería debe ser un centro de relajación y como tal se debe pensar. De esta manera, no se debe tener reggaetón,  si se puede tener música moderna pero que no sea estridente.

Es importante ofrecer un buen servicio en cuanto a bebidas porque, por ejemplo, si yo tengo la peluquería en un sitio cálido, sería bueno que mi clienta encuentre un té helado muy bien servido –no en desechables- sino en algo lindo, diferente.

Así mismo, contar con variedad de servicios en el portafolio, no ofrecer solamente corte y color sino también tratamiento, reparación, extensiones…y enfocar esos servicios hacia una experiencia relajante.

Algo que también deben tener las peluquerías -así sean pequeñas- es un control de citas. Ahora hay software que te permiten hacer eso, mantener inventario, caja, pagos y comisiones.

Software peluquerías BEWE.io

Adicionalmente, en una peluquería deben haber bonos de regalos para las clientas así como una zona para selfies, con tu logo sutil y un ambiente agradable.

5. ¿Cómo estar al día en todas las tendencias?

R.R.: Es relativamente sencillo. Las principales casas como Loreal, Schwarzkopf, Alfaparf, Revlon, Wella y Clairol, entre otras, lanzan las tendencias en corte y color cada semestre por temporada -otoño, invierno, primavera y verano-.

También hay muchas herramientas como WGSN (World Global Style Network) que básicamente es una empresa que estudia las tendencias a nivel mundial, es el soporte para grandes compañías de todo tipo de industria.

Esta empresa tiene un equipo encargado de cazar tendencias y es un referente importante a tener en cuenta.

6. Si un usuario se acerca a tu salón y te pide un servicio, y resulta que tú no lo sabes hacer ¿Qué le dirías?

R.R.: Referir el cliente a un profesional que sí lo sepa hacer. Hay mucha gente que no lo hace porque tienen la falsa creencia de que si mandan los clientes a otro lado van a perderlos.

En esta profesión me he dado cuenta que cuando tú das, recibes. Se trata de pensar en el beneficio del cliente y obviamente más adelante el usuario va a decir: esa persona no sabe hacer este servicio pero es muy amable, voy a ir a hacerme el corte con él.

7.¿Cuál ha sido tu secreto de éxito?

R.R.: Como dice la frase de cajón, “no hay una fórmula mágica”. Básicamente es la constancia, el amor a la profesión y apasionarse por ello.

Yo nunca pensé en ser peluquero, ¡Esta profesión te escoge a ti! Mi éxito lo encontré en la educación –en educar a otros- cuando educas, aprendes; cuando das, recibes.

Siempre estoy investigando, soy inquieto en cuanto a nuevos productos, técnicas y herramientas. Pienso que es importante reevaluar todo el tiempo los conocimientos porque la tecnología avanza tan rápido que si uno deja de estudiar un año, queda totalmente desactualizado en muchas cosas y empieza a cometer errores o a privarse de conocer productos de excelente calidad.

Ser inquieto sin salirse del canal. Asistir a desfiles, maquillar para fotografía, para pasarela… Todas esas cosas enriquecen la profesión. No conformarse con tener una peluquería pequeña en un barrio porque eso me da lo suficiente sino entender que si se quiere ser grande y entrar a grandes ligas, se debe trabajar con los que están ahí y bajar la cabeza para aprender de ellos.

Espero estos consejos te hayan resultados muy útiles para tu carrera profesional y para que puedas brillar haciendo lo que te apasiona.

Si quieres saber más de la trayectoria de Raúl Roa, puedes seguirlo en Facebook y visualizar su canal de YouTube que hoy cuenta con más de 100mil suscriptores.

Recuerda que como lo mencionó nuestro invitado, digitalizar una peluquería no es algo que solo deban hacer las grandes compañías sino algo necesario para gestionar correctamente tu negocio. No dudes en utilizar el software más fácil y efectivo del mercado, BEWE.

¡Gracias por leernos!