Llevar la contabilidad en tu salón de peluquería es necesario y, aunque parezca, no es difícil. En realidad, lo único que implica es orden y, si bien no puedes prescindir de un contador principalmente por cuestiones tributarias, podrás llevar a cabo procesos simples para que te organices cada vez mejor y sobrevivas al terrible monstruo del fracaso.

El 90 % de los negocios no supera los cinco años de operación por dos factores: (1) gracias al desorden y (2) por su posicionamiento en el mercado*.

En este artículo te contamos cómo llevar el stock de tu peluquería o salón de belleza para que logres tener siempre lo que tus clientes necesitan; mientras tanto, ve pensando en el segundo factor referente al posicionamiento en el mercado.

¿Qué es en realidad el stock y qué negocios deben implementarlo?

El stock es un anglicismo que hace referencia a la cantidad de bienes que tiene una institución o una persona natural; para saber cuál es tu stock es necesario que lleves un método de inventario útil. En muchos casos es importante determinar un tipo de inventario fijo, pero en sectores como el de la belleza varía, dependiendo de la época del año. En muchos casos, está bien tener un inventario de tipo PEPS y en otros casos el método UEPS podría ser ideal también.

Método de control de stock de tipo PEPS::

PEPS, en el lenguaje contable de control de inventario significa Primero en Entrar Primero en Salir. Como te puedes dar cuenta hace referencia a liberar la mercancía que entró hace mucho tiempo, en comparación con la que entró recientemente

Método de control de stock de tipo UEPS:

UEPS es otro de los métodos de control de inventario útil para que tu contador pueda tener en orden tus finanzas. En contraste con el método PEPS, este prioriza en la venta la mercancía más reciente que adquiriste; entonces la pregunta concreta debería ser… mediante qué método controlas tu stock.

Factores para elegir el método idóneo

La sugerencia de los expertos financieros es que el método se elige con base en tres criterios. Tus intereses de renovación de mercancía, la estacionalidad de tu peluquería y el objeto social de tu negocio.

¿Quieres cambiar de productos?

Si tu peluquería vende productos no perecederos, cabe la posibilidad de que quieras liberar productos antiguos que ya no hacen parte de tu imagen de marca, que ya no te generan rentabilidad o que simplemente ya no quieres ver en tu stock; el inventario PEPS es ideal para estas temporadas de ventas sale para que te liberes de todo lo que no te está aportando valor.

Piensa qué tan importante es tu producto, si su fecha de caducidad te permite ponerlo en venta al largo plazo o si quizá lo adquiriste por un valor tan alto que te resulta imposible venderlo en precios bajos. Estos factores influirán en la elección del método de inventario para controlar tu stock, pues de nada te servirá un método único si lo que quieres es realizar ventas dinámicas para renovar tus existencias.

Si lo que quisieras es cambiar el stock de tu peluquería o centro de belleza, nuestra recomendación es que verifiques si puedes utilizar los productos que quieres renovar a largo plazo o si puedes hacer un movimiento operativo de estos productos; es decir: puedes verificar de qué manera trasladas algunos productos de tu stock a tus productos de materias primas para prestar tus servicios en el salón de belleza.

Solo debes tener presente qué productos participaron en estos cambios y avisarle a tu contador público para que actualice el inventario y los centros de costos de tu peluquería o salón de belleza.

La estacionalidad de tu negocio

Cuando la rotación de productos es alta, lo más importante será que liberes los últimos productos que entraron a tu stock; por ejemplo una boutique: en estas empresas suele haber estacionales que marcan el ritmo de las ventas, así que será necesario que las prendas de verano se vendan en verano, las de invierno en invierno y así sucesivamente.

En el caso de las peluquerías y los centros de belleza, lo que debes tener en cuenta es el momento en el que implementarás tu inventario. ¿Cuándo es tu temporada alta y cuándo es tu temporada baja? Qué productos compras el viernes para venderlos al sábado siguiente porque se acerca la temporada de grados, de matrimonios, Halloween, día de la mujer, entre otras… En este caso el método de inventario que te funcionaría es el UEPS.

Para tener más claro cuáles son los servicios más demandados en cada estación del año, consulta aquí el estudio de BEWE Data.

¿Cuál es el objeto social de tu negocio?

¿Tu negocio está en la peluquería, en la estética, en los servicios de belleza o es un spa de uñas? Piensa en todos los servicios que ofreces, haz un listado de lo que más les gusta a tus clientes y determina con qué objetivo opera socialmente tu empresa.

Esto será importante para liberar a nivel contable tus existencias. Quizá tengas un stock o patrimonio quieto que no te genera rentabilidad, por eso será importante que evalúes, de acuerdo con tu objeto social qué te genera rentabilidad, qué podrías vender en ocasiones futuras y de qué deberías deshacerte para mantener un stock útil.

Factores contables y financieros que deberías tener en cuenta para alejarte de la quiebra

1. La facturación:

En muchos países es importante empezar a facturar electrónicamente. Incluso podrías recibir sanciones de Ley si no aplicas esta nueva modalidad de facturación que pretende tecnificar las empresas para reducir en un mínimo porcentaje la evasión de impuestos, para que el Gobierno sepa en tiempo real en qué invierten sus ciudadanos.

Aparte de las obligaciones del Gobierno estaría bien que a tus clientes les llegue la factura a su correo electrónico. Será una oportunidad para demostrar tu competitividad, mejorar tu imagen corporativa y posicionarte con mayor fuerza en el mercado.

2. Registro de costos y gastos

Estos registros funcionan de manera muy similar al control de tu stock. Debes verificar qué tienes y qué no, pero en este caso lo que debes registrar es qué gastas. Esto le permitirá a tu contador contrastar gastos con ingresos para procesos como la declaración de renta o de patrimonio.

3. Tener un centro de costos

Es probable que no sepas cuál es el costo real de un servicio que ofreces. Es normal y a muchos profesionales de la belleza les pasa lo mismo. Lo que debes procurar es tener al día cuál es el valor de los productos que utilizas en la prestación de tu servicio y calcular el promedio de las cantidades que inviertes. Esto te permitirá contabilizar y hacer presupuestos acertados para fijar precios y llevar un control de tus ingresos versus tus gastos.

Sofware de gestión para peluquerías

Con Bewe.io no solamente tienes estas funcionalidades, sino que puedes tener una aplicación para que tus clientes reserven el momento en el que quieren ir a tu peluquería. Es indispensable que verifiques tu disponibilidad y que evites perder clientes por el desorden de tus colaboradores o por una mala administración. Recuerda siempre… siempre… la tecnología está de la mano de los negocios que sobreviven a la quiebra.

¡Solicita aquí una prueba gratis de BEWE.io!


Luisa bloguer BEWE