Un estilista debe saber cuál es el mejor corte de cabello, según las fortalezas y debilidades del rostro de sus clientes. Como profesional, no puede -NO DEBE- aplicar el mismo estilo para todos sin pensar si le beneficia o no a esa persona.

Su deber es orientar y asesorar para sacar lo mejor de sus clientes; eligiendo cortes y peinados que les favorezcan y estén al día con las últimas tendencias.

Lo que nunca debes hacer

Un error muy común y que debes evitar a toda costa, es permitir que los clientes decidan el corte de cabello que quieren, sin escuchar tu asesoría. Pues entonces llegan con fotos en sus celulares de lo que quieren, sin el conocimiento de si es bueno para ellos.

Por esto, es importante que tomes esa imagen de referencia (lo que el cliente quiere) y le hagas una propuesta acorde a su rostro.

Y precisamente, para tomar una decisión correcta, te daremos algunos consejos según el tipo de rostro de cada cliente.

Pasos para identificar la forma del rostro de tu cliente

-Recoge su cabello con una coleta

-Toma un papel, colócalo sobre su rostro y con un lápiz señala los límites de su rostro (frente, mandíbula y mentón)

-Une los puntos, dibuja la forma del rostro e inmediatamente identificarás cuál es

Cortes de pelo según el rostro

Sigue estos consejos para elegir un corte de cabello que resalte las facciones y atributos de tus clientes:

Cortes de pelo según el rostro - peluquería

Rostro redondo

Los rostros redondos y ovalados, ¡son muy dulces! y como estilista, debes romper con el prejuicio de que los rostros circulares son un problema.

Para estilizar la fisionomía “abultada” de tus clientes, es recomendable un corte escalonado en la parte delantera y con una raya lateral.

También, es ideal que el pelo nunca vaya corto sino que el largo sea al nivel de los hombros o más abajo, liso y con poco volumen.

Para evitar darle amplitud al rostro, olvídate del flequillo, la raya en el medio y los rizos.

Rostro cuadrado

Este tipo de rostro se caracteriza por tener una mandíbula ancha y una frente amplia y corta. En este caso, tu mayor contribución será dar un toque femenino, pues la mandíbula marcada suele dar un aire masculino.

En cuanto al corte, al igual que en las caras redondas, el pelo debe ir sobre los hombros o más abajo; se deben evitar los cortes en capas cortas y aquellos que vayan a la altura de la mandíbula.

De igual manera, evita los rizos con mucho volumen y realiza más bien unos suaves en las puntas; así mismo, no uses cortes rectos o demasiado duros, sino más bien unos con volumen. Y en caso de que tu cliente quiera un flequillo (aunque no es aconsejable), hazlo de lado.

Software peluquerías BEWE.io

Rostro alargado

Estos rostros tienden a tener la frente y la barbilla alargadas, así como una mandíbula estrecha con pómulos altos.

Para redondear el rostro y dar armonía, se debe evitar el pelo largo, pues visualmente alarga las facciones. Pero si tu cliente odia el pelo corto, procura peinarlo con ondulaciones para dar volumen a los lados y nunca dejar un extra liso.

Lo más recomendable es una melena media, a la altura de los hombros o la barbilla, con un flequillo que acorte la cara.

Rostro corazón

Los rostros en forma triangular (o de corazón) usualmente son cortos, de frente ancha y barbilla estrecha, con un toque afilado al final de la cara.

Para este rostro, debes buscar un corte que no resalte el mentón, puede ser un medio largo con movimientos laterales y flequillo hacia un lado, o uno con capas largas más abajo del mentón.

Es importante que añadas cuerpo y volumen, pero siempre de las orejas hacia abajo.

Recomendaciones finales

Además de brindar una excelente asesoría, un profesional de la salud y la belleza debe contar con una gestión digitalizada para su negocio. ¿Por qué? porque no hay nada mejor para tus clientes que una gestión rápida, eficaz y a un clic de distancia.

Prueba BEWE.io gratis aquí, el software del que hoy hablan cientos de peluqueros, barberos, esteticistas, médicos, etc. a lo largo de España y Latinoamérica.

Agenda, reservas, comisiones, caja, stock y muchos más, por menos de lo que piensas.

¡Gracias por visitarnos!

gestión peluquería