La elección de los productos que usarás en tu peluquería no es una tarea fácil y es normal, no puedes dejar una decisión tan importante a la ligera.

En el mercado puedes encontrar artículos de diferentes marcas, precios y orígenes en muchas tiendas físicas y virtuales, pero ¿Qué marca la diferencia para que unas personas prefieran la manera online y otros la tradicional?

Tiendas online

Las tiendas online han transformado la forma en que compramos pues es más cómodo, más rápido y ofrece gran variedad de marcas; incluso, a veces manejan precios más económicos debido a que no deben pagar un local para distribuir los productos.

Como las personas han hecho masivas sus compras por este canal, grandes distribuidoras y marcas han mantenido su función tradicional pero también se han mudado a la web.  Sin hablar de las marcas que únicamente comercializan por Internet.

Uno de los pros de las tiendas virtuales es que puedes realizar un pedido a cualquier hora y lugar, gracias a su servicio 24/7. Sin embargo, un gran contra es la desconfianza que aún genera el comprar un producto o servicio por la web, lo cual es entendible.

comprar productos de peluquería

Antes de hacerlo ten en cuenta estas sugerencias:

Asegúrate que la tienda existe buscando comentarios tanto positivos como negativos
– Rectifica el valor del envío antes de pagar el pedido para que no tengas sorpresas más adelante
– Pregunta cuánto tiempo demoran tus productos en llegar ya que a veces pueden tardar más de lo esperado.

En este punto es muy importante nombrar a redes como Facebook que permiten que las empresas –que lo autorizan- puedan ser calificadas por los usuarios, lo que resulta muy útil para generar confianza en el consumidor.

Tiendas físicas

Pese a todo esto, si prefieres comprar en las tiendas físicas porque necesitas ver los productos para decidir comprarlos o porque no posees tarjeta de crédito, te sugiero que también te asesores de los comentarios que hay de esa marca en la web para que tomes la mejor decisión y siempre, pide garantía de los artículos.


Es decir, antes de ligarte con una distribuidora mayorista o una marca, te recomiendo consultar a fondo las referencias de los resultados y por supuesto, cotizar los precios en diferentes lugares para tomar la mejor decisión.

Recuerda que el resultado –positivo o negativo- que tengan los productos que usas sobre tus clientes, habla mucho de la calidad y transparencia de tu labor.

Nunca busques lo más barato ni desconfíes de lo más nuevo, sólo saca partido de los comentarios, testimonios y referencias que abundan en las redes para tomar la mejor decisión.

¿Quieres consejos de tus colegas para saber qué productos usar? No olvides unirte a nuestra comunidad en Facebook para juntos compartir conocimientos y experiencias.

¡Fue un gusto!