En marzo, cuando la pandemia se aceleró en casi que todo el mundo, el sector de la danza profesional se detuvo. El calendario de presentaciones para las cuales muchos pequeños habían practicado por meses, simplemente, se vio interrumpido.

Ante esta situación, las clases pasaron a lo online y los bailarines no tuvieron otra opción que quedarse en sus hogares. Incluso los padres exigieron reembolsos de las suscripciones adquiridas.

Muchos estudios, al igual que Bewe, tomaron decisiones rápidas para identificar de qué manera continuar. Clases online, presentaciones virtuales que aunque no dan posibilidad de escenarios fantásticos, funcionan como alternativa para permanecer.

A lo largo del mundo muchos propietarios de academias de baile intentando que sus centros sobrevivieran desde el inicio de la pandemia, se enfrentaron a la baja de alumnos, a ensayos desde casa que preocupan por el poco control de movimientos y que pueden causar una lesión y un sin fin de cosas adicionales como el pago de la nómina y más. Pero y ¿quién se detuvo a pensar en los pequeños y sus necesidades?

Es verdad, no es una situación fácil y a pesar de eso, el espectáculo debe continuar y así lo demuestran colegas de tu industria como lo vimos en una nota de The New York Times que no te puedes perder. Te dejamos abajo la información porque es un de nuestras lecturas recomendadas.

Just Let those kids Dance: Finding a way for the show to go on ¡Tranquilo, puedes traducirla desde tu navegador y leerla también en español!

Incertidumbre, miedo, tensión, ansiedad, aislamiento y pánico

Estas y muchas cosas más pueden sentir los chiquitos que visitaban tus salones y a los que veías varias veces a la semana. Bien sabes que la danza como atributo profesional es inherente al ser humano y tiene relación con el entorno, el micro y el macro espacio y aportan múltiples de beneficios:

  • Potencia las relaciones sociales.
  • Consigue mantener la autoestima alta.
  • Ayuda también a olvidarse de problemas y preocupaciones.
  • Aumenta los niveles de dopamina y de serotonina que son las hormonas que potencian el nivel emocional.
  • Ayuda a canalizar la adrenalina y a inducir la alegría

Si bien es cierto que a los niños les hace falta la conexión que sentían antes de que todo esto comenzara, el impulso del movimiento en su máxima expresión y muchas sensaciones para reencontrarse de nuevo con la pista, como instructor debes hacer todo lo posible por mantenerlos conectados ahí….

Y es que no habrá nada mejor para ellos, por lo menos por ahora, que reencontrarse contigo en clases virtuales, por medio de canales de comunicación como las redes sociales y un sinfín de estrategias que puedes idear mientras tanto.

bewe software

Y aseguramos que es así o… mira este testimonio de Dalia, una niña de diez años, que lleva bailando desde los cuatro y en un futuro se quiere dedicar al baile.

«Me puse muy contenta cuando me dijeron que iba a seguir con las clases estos días. Veo los vídeos, me pongo a ensayar los pasos y toda la familia se une a la coreografía. Mi padre dice que es él el que mejor baila… pero lo dice para hacernos reir-  Siempre estoy bailando, me encanta sentir la música, y me hace estar feliz«, explica Dalia a RTVE.es. Puedes leer esto y más en el siguiente artículo:

Es verdad, no se puede reemplazar la presencia de los instructores, es un poco más difícil controlar la actividad de tus alumnos , el trabajo se duplica, incluso se triplica y el poder relacionarse por medio de la mirada, el tacto y hasta el olfato hacen falta es solo que.. ahora nos detenemos a pensar en esto te preguntamos ¿Acaso no lo valen? Nosotros creemos que sí.

El baile en los niños en época de confinamiento

La danza puede ser simplemente una de las soluciones para que ellos encuentren el bienestar y la estabilidad que han perdido desde hace meses. El proceso del encierro debe hacerse de manera más sana y tú labor es justamente permanecer ahí, al compás y al ritmo de sus pasos.

Es un tiempo difícil para los artístas como tú, y también para los más pequeños así que mantén tu mente activa, usa el tiempo que tienes a tu favor para crear estrategias, enseñar a los pequeños por medio de cursos online que; por supuesto, también puedes dictar desde Bewe, el valor del arte.

Te dejamos algunas lecturas recomendadas que pueden ayudarte a tomar la energía que has perdido y que pueden inspirarte.

Espera con ansias tu regreso a la pista

Que la desescalada llegue y que como bien lo dicen los instructores en 5, 6, 7 , 8 el baile continúe … mientras tanto, no pierda tiempo haz las cosas lo mejor que puedas y no descuides a los pequeños.

Por ejemplo, trabaja con tus alumnos una presentación para mostrar en vivo en cuanto puedan y de esta manera mantener la expectativa para mantener a lso estudiantes interesados y sobre todo, conseguir que los padres no cancelen contigo la membresía de sus hijos.

Otra idea es que animes a tus clientes a dejar opiniones de tu negocio para que en cuanto todo pase más personas estén buscando servicios como el que prestas confíen en ti. Si no sabes cómo hacerlo aquí te dejamos un artículo.

Y por último

Mientras estás en lo digital, no te pierdas esto:

¡Y que el espectáculo continúe! por tus sueños, por ti y sobre todo, por quienes siguen tus pasos para convertirse en un profesional como tú más adelante.

Camila Acosta Bewe