Un empleado que no disfruta su trabajo será menos eficiente y su mala actitud puede ser contagiosa; lo cual convertirá el ambiente laboral en una pesadilla.

Debes tener siempre en mente que tus colaboradores son el contacto directo con tus clientes y la mala actitud influye mucho en la satisfacción de los mismos.

Por esto, debes trabajar en maximizar la motivación, no sólo por el bienestar de tu entorno laboral sino por la calidad del servicio que brindas a los usuarios.


¿Cómo detectar si tus empleados están desmotivados?

Algunas de las conductas que pueden revelar desmotivación son:

– Disminución de la efectividad
– Llegadas tarde frecuentemente
– Tareas a medias
– Trabajo motivado sólo por el sueldo 
– Constantes quejas del trabajo desempeñado

Si has detectado alguno de estos comportamientos, es hora de poner manos a la obra y resolver la situación con estos 5 consejos:

1.Reconocer los logros: cuando realicen un buen trabajo no está de más hacerlo saber, eso aumentará la motivación.
2. Buen ambiente: si el clima laboral es agradable nadie se quejará, si dado el caso debes decirle algo a un empleado trata de que sea en privado.
3. Parte de la empresa: haz que conozcan todos los servicios y productos para que así se sientan realmente vinculados al negocio.
4. Expectativas de futuro: genera planes de carrera y crecimiento a largo plazo dentro de la compañía, esta es una de las mejores maneras para motivarlos.
5. Apoyo: trata de conocer más de ellos, ¿Qué hacen en su tiempo libre? O ¿Qué les gusta? Para que tengan más temas que conversar fuera de lo laboral y así, aumentar la confianza.

Si trabajas apasionadamente y realmente convencido de lo que estás haciendo, habrás encontrado la clave del éxito”