Conoce algunas ideas para reinventar tu centro de belleza.

A tu negocio no sólo lo hace único el servicio que brinda sino también la decoración que posee. Entre más cómodo, limpio, elegante y amigable luzca tu salón, mejor será la experiencia de tus clientes.

En nuestro blog pasado hablamos de algunos factores importantes a tener en cuenta para decorar tu peluquería, pero en esta oportunidad profundizaré en algunos estilos, muebles y tips, para que tengas una idea más amplia de las características de cada una.

Estilos

A continuación describiré algunos estilos muy creativos y funcionales, basados en las descripciones y fotos de un artículo de la revista virtual Hogarus.

Minimalista

Se caracteriza por una iluminación sutil y materiales de acabados lisos; es un estilo sencillo, de preferencia para público joven. Mezcla los colores grises, blancos, negros y beige con tonos metalizados.

Para peluquerías reducidas se recomienda usar espejos y adhesivos con imágenes abstractas, así como muebles de doble color. “Para la elección de las sillas escoge unas de aspecto sencillo con acabados de acrílico transparente, al igual que las mesas”.



Ecléctico

Ofrece un ambiente cálido y agradable gracias a su principal material, la madera, la cual da un aspecto ecológico y puede mezclarse con elementos tanto clásicos como modernos.

Los colores principales son el dorado y el plateado, y para aportar mayor elegancia, puedes utilizar espejos con acabados en madera tallada, así como sillones de estilo clásico.

A esto puedes agregar algún detalle a rayas o en animal print, ya sea un cojín, un cuadro o una pared –esto aportará un toque estilizado-.



Desordenado y atractivo

El artículo de Hogarus afirma que este es el estilo más apropiado para los salones amplios. Se caracteriza por usar “tonos metálicos y grises, lámparas tipo araña y sillones cuadrados, al igual que los espejos, que varían desde circulares hasta cuadrados con acabado en metal”.



Vintage

Esta tendencia fusiona lo antiguo con lo moderno creando un ambiente romántico. Los espejos pueden ir en dorado, plateado o blanco; en cuanto a las paredes, una de ellas puede ir en ladrillo bruto o una imitación de este y las otras, en blanco, gris e incluso, en papel antiguo.

Los colores que predominan son los claros –blancos y beiges-, a esto puedes agregar lámparas antiguas, fotografías en blanco y negro y objetos retro, como un secador sin uso o un teléfono antiguo, etc.


Mobiliario peluquería

Ahora, dependiendo del estilo que hayas escogido, es importante que lo apliques a todo tu mobiliario, es decir, lograr una correcta línea de estilo entre tus productos, tus muebles y tu decoración.

De esta manera, ten en cuenta reinventar además de las paredes y pisos, tu mobiliario en general:

Mostrador principal, sala de espera, lavadero de cabezas, gabinete donde exhibes tus productos, banco para la manicura y la pedicura, baños y por supuesto, espejos y sillas.

Tu meta es lograr que tu centro de belleza, ya sea barbería, peluquería o spa, etc., refleje una identidad propia y que además, brinde un ambiente acogedor, elegante y amigable.

Ten en cuenta que el mobiliario no sólo es importante por su estilo sino también por su funcionalidad, ¡No hay nada peor que un lavadero de cabezas incómodo!

No subestimes la importancia de la comodidad que sienten tus clientes cuando te visitan, pues puede resultar un factor fundamental para que decidan volver o no a tu negocio.

Elige muebles fáciles de limpiar, duraderos, funcionales y repito, muy cómodos. Deja que ellos hablen de tu estilo y tu esencia.

Antes de despedirme, recuerda armonizar los tonos de las paredes con los accesorios y los muebles, pues esto te permitirá evitar excesos o aplicaciones erróneas de los estilos.

Blog recomendado para complementar esta información: Cómo decorar una peluquería 

No te vayas sin solicitar una Prueba GRATIS aquí de BEWE Software, la mejor opción para gestionar tu peluquería, barbería o centro de belleza.

¡Gracias por visitarnos!