La impresión 3D es una tecnología que permite obtener objetos tridimensionales por medio de fabricación aditiva (adición de capas de material).

¿Cómo funciona? haces un diseño en tu ordenador y como cualquier otro documento lo envías a la impresora, sólo que en lugar de papel con texto o imágenes en dos dimensiones obtienes todo un objeto.

En los últimos años esta tecnología ha tomado mucha fuerza en varios sectores ya que puede hacer realidad una gran variedad de diseños; incluso existen restaurantes que hacen sus comidas con este tipo de máquinas, mostrando en sus platos figuras geométricas perfectas imposibles de hacer por una persona con el pulso de su mano. 

La industria de la belleza no es ajena a estos avances, por esto ha empezado a usar impresoras 3D para crear modelos de uñas que jamás hemos visto antes, con relieves, figuras sobrepuestas pero que hacen parte de una sola pieza, decoraciones que no necesitan ningún tipo de pegamento adicional ya que esta impreso sobre la uña, extensiones con aberturas y acabados artísticos, etc.

Puedes diseñar casi todo lo que quieras e imprimirlo, sin que haya un trabajo manual detrás de cada uña y replicar el modelo cuantas veces quieras. 

LaserGirlsStudio, un dúo de artistas de New York y Shapeways, marketplace y empresa de servicios de impresión 3D se unieron para lanzar una línea de uñas fabricadas con esta nueva tecnología, siendo unos de los pioneros en la industria. Puedes ver en sus productos uñas con colores sólidos y con relieves minimalistas, impregnado de arte en cada pieza.




También encontramos a NEO NAIL TECH, una startup de Amsterdam que produce uñas adhesivas impresas en 3D con diseños inspirados en el mundo de la moda. Sus productos son considerados un accesorio comparable a la joyería. Esta empresa ha cambiado la forma de ver la uñas postizas, ya que las uñas pueden ser usadas como herramientas y además son decorativas.



Ten por seguro que seguirás viendo crecer esta tendencia de combinar la tecnología y la belleza, porque es toda una revolución que llegó para quedarse. El servicio de manicure está cambiando y aunque aún no hay muchos centros que tengan esta tecnología es una oportunidad de negocio que se desarrollará en un futuro muy cercano, no lo pierdas de vista.