Si te has convertido en propietario/a de un salón de belleza o peluquería, tus responsabilidades a partir de ahora cambiarán y esto conllevará que una de tus mejores habilidades tendrá que ser tu capacidad de liderazgo. Esto no significa ser simplemente un jefe sino crear, mantener, desarrollar y potenciar equipos de trabajo.

A partir de ahora tendrás que ser capaz de guiar a tus empleados a la vez que ser una referencia y modelo a seguir. Y para ello, nuestra primera recomendación es que adoptes como propios los hábitos que deseas ver reflejados en tus trabajadores.

Así, a lo largo de este artículo, desde BEWE te vamos a dar las claves para ser un buen líder de tu salón de belleza.

Claves para ser un buen líder de tu salón de belleza


Organización

Para empezar, tendrás que aprender a organizarte, ya que como propietario del salón tendrás múltiples funciones que requerirán que seas muy metódico.

Para que tu negocio sea todo un éxito y tus empleados ofrezcan los mejores servicios a tus clientes, es imprescindible una combinación de tiempo, formación, práctica y persistencia.


Personal

Es muy importante que tengas a tus empleados motivados y que estén felices en su puesto de trabajo porque esto, entre otras cosas, hará que aumenten su productividad.

Si quieres conseguir que se mantengan en tu salón de belleza y no cambien de trabajo, es recomendable que les ofrezcas un plan de carrera, con posibilidades reales de crecimiento y evolución dentro de tu empresa, tanto profesionalmente como económicamente.


Contabilidad

Un buen líder tiene que saber llevar el control de todo el negocio y en esto, la contabilidad es un aspecto clave. Lo ideal es llevar a cabo un plan financiero preciso y detallado con el que consigas los mayores beneficios económicos para tu negocio.

También, intentará siempre aumentar el valor de su negocio. Esto significa invertir en mejoras (por ejemplo reformas) con tiempo y esfuerzo para que si en algún momento quieres vender el negocio, su valor haya incrementado.

Si te has puesto al frente de un salón de belleza y quieres ser un buen líder, tendrás que plantearte dejar de ejercer como estilista o reducir significativamente las horas que dedicas a ello.

Con esto también te podrías plantear delegar trabajo a tus colaboradores, lo que hará que se sientan valorados y a ti te ayudará a estar menos agobiado.

Un placer como siempre

minerva-blog