Cuando un negocio está en declive es importante revisar qué estamos haciendo mal tanto a nivel comercial, como a nivel administrativo y financiero.

Muchas veces se cae en el error de buscar las fallas en los servicios o en los empleados que los realizan, dejando de lado el aspecto económico, por ejemplo, si el precio de los servicios es el adecuado, si los ingresos son mayores que los egresos, si la contabilidad del negocio está bien ejecutada, entre otros.

De esta manera, un desacierto que puede llevar al declive es pensar que la baja rentabilidad de tu peluquería, centro de belleza o escuela, proviene únicamente de la calidad de los servicios, pues también puede provenir de la falta de claridad sobre los ingresos del negocio.

Importancia del control financiero

Así como pides a los usuarios comentarios sobre el servicio recibido para conocer las falencias o los puntos que debes mejorar, es importante hacer un análisis financiero de tu negocio. Si llevas algún tiempo trabajando y tienes muchos clientes, pero notas que el retorno de la inversión es casi nulo y que simplemente la cifra de ingresos es casi igual que la de egresos, significa que a nivel financiero algo estás haciendo mal.

Pon mucha atención a estos factores:

-Define correctamente tus precios:

parece una tarea muy sencilla pero en muchos casos puede ser el talón de aquiles de emprendedores novatos. El precio de tus servicios puede estar definido por el promedio de precios de negocios aledaños; sin embargo, recuerda estructurarlo de acuerdo a lo que vale la materia prima, lo que cobra el colaborador o el tiempo que demora en hacerlo, entre otros gastos operacionales.

Muchas veces es mejor sacrificar un margen de ganancias alto con el fin de recuperar clientes y ser más competitivo en el mercado; claro está que sin descuidar la calidad de los productos que empleas o el retorno de la inversión.

-Trabaja en captar y retener clientes:

sin duda vender es clave para mantenerse vigente en el mercado, sin ventas no hay dinero, y sin dinero, se está a un paso de la quiebra. Trabajar en captar y retener clientes implica poner en marcha un servicio al cliente memorable, una estrategia de marketing que te permita llegar a más clientes y un plan de fidelización que premie a tus usuarios más recurrentes (por ejemplo, el décimo servicio es gratis por la compra de nueve, o por cada cinco visitas recibe 40% de descuento en la sexta).

-Ten una contabilidad clara y estructurada:

si llevas correctamente la contabilidad de tu negocio puedes identificar el estado económico de tu negocio -cuánto dinero tienes, cuánto puedes invertir o si el número de ventas (ingresos) es suficientes para sostener el negocio-; factor clave para plantear estrategias a tiempo e impedir que tu negocio vaya a la quiebra.

5 consejos para que tu negocio sea rentable

rentabilidad peluquería centro de belleza academia

1. Diversifica tu portafolio

Un portafolio de servicios es una herramienta que permite dar a conocer los servicios que se están ofreciendo en tu negocio. Usualmente este portafolio es determinado en el momento que creas tu negocio y defines los servicios que vas a ofrecer; pero es necesario estar revisándolo y si es necesario, redefinirlo conforme a las transformaciones y tendencias del mercado.

¿Por qué debo renovarlo?

Si sientes que las ventas en tu negocio están estancadas, una acción a seguir será la diversificación de tu portafolio de servicios; por ejemplo, si tienes un centro de belleza en el que solo ofreces cortes y peinados, puedes darle un giro de 180 grados a tu negocio adicionando a tu portafolio servicios como: spa de uñas, microblanding o extensión de pestañas, entre otros.

También, si tienes un centro wellness, una escuela o una academia, siempre debes evaluar si las clases que impartes son las más demandadas en el mercado o si es momento de implementar nuevos cursos de formación, por ejemplo, si das clases de tango pero están en auge las clases de salsa, podrías adicionar este curso a tu portafolio para obtener más ingresos.

La renovación de tus servicios te permitirá ampliar tu segmento de clientes para llegar a más personas y tener mayor probabilidad de venta.

2. Ofrece servicios con valor agregado

Para hacer que tu negocio sea más rentable también debes identificar si lo que estás vendiendo es un servicio más o si estás aportando a tus clientes una experiencia única y memorable.

Pensar en lo que quieren tus clientes te permitirá conocer sus necesidades y trabajar en pro de ellas; cuando identificas y sabes qué quieren tus clientes, conviertes esta información en una oportunidad para que tu negocio pueda brindar un valor agregado por medio de la oferta de sus servicios.

3. Rompe paradigmas

La mayoría de emprendedores y profesionales con poca experiencia en la administración de un negocio propio, le tienen miedo al cambio y a tomar decisiones que pongan en juego su bolsillo o la estabilidad de su negocio; sin embargo, hay ciertos riesgos que debes correr para hacer que tu negocio salga de su zona de confort y se posicione en el mercado.

¡Arriesgate con cosas novedosas, deja atrás el miedo! Si estás entre comprar una máquina o seguir con los mismos equipos, entre implementar un curso o esperar, entre invertir en marketing digital o conformarte con los clientes actuales… o cualquier otra decisión que implica inversión y por eso te genera miedo, evalúa y pon en una balanza los pros y contras de esa inversión, si los pro son más grandes que los contra, arriésgate y haz todo lo posible porque funcione.

4. Haz uso de la mercadotecnia

Saca provecho de la mercadotecnia para dar a conocer tu negocio. ¿Qué es la mercadotecnia? se define como una serie de actividades en pro de identificar las necesidades de tu público para satisfacerlos de la forma más adecuada, brindando así un beneficio tanto al cliente como a la marca. Se define también como mercadeo o marketing, y es un concepto clave que debes aplicar si de llegar a más personas se trata.

Si has trabajado con marketing tradicional es momento de mejorar tu forma de hacer publicidad, pues los tiempos han cambiado y la forma de dar visibilidad a un negocio ha evolucionado gracias a la globalización. Por esto además de volantes y tarjetas de presentación, es momento de incluir las redes sociales, las páginas web, la publicidad online, entre otros.

¡Actúa local, piensa global! Esto significa hacer parte de eventos, conferencias y ferias para rodearte de otros profesionales destacados y ampliar así tus relaciones comerciales. También, puedes dictar cursos y clases gratuitas para atraer más personas a tu negocio.

Recuerda que la mercadotecnia se ha convertido en una plataforma eficaz para el posicionamiento de una marca, que permite realizar alianzas con diferentes sectores y generar nuevas estrategias de negocio.

5. Moderniza tus sistemas

Usa tecnología que te permita ser más eficiente en tu gestión y en la relación con tus clientes. Nuestra invitación es que adquieras un software de gestión que te permita eliminar largas filas de espera, problemas con las reservas de servicios o programación de clases, inconvenientes con el cierre caja diario y mensual, etc.

El software de gestión de BEWE.io además de ayudarte con la caja y las reservas, le permite a tus usuarios agendar a cualquier hora sin importar dónde se encuentren. También podrás tener un historial que te permita conocer las necesidades de tus clientes y la frecuencia con que te visita.

Solicita aqui una prueba gratis de BEWE.io

¡Gracias por leernos!

Paula Castro BEWE