Si años atrás no prestabas demasiada atención al impacto medioambiental de tus acciones, hoy es necesario tomar conciencia de los productos que usas diariamente en tu negocio.

Productos ecológicos para peluquería

La tendencia de usar productos amigables con el medio ambiente ha aumentado significativamente en los últimos años, debido a los beneficios que promete no solo al planeta sino a la salud de quienes adoptan este estilo de vida.

Una moda que no puedes dejar pasar en tu centro de belleza, ya que como pequeño empresario tienes responsabilidades sociales y medioambientales, que aunque no siempre estén reguladas por suficientes leyes en cada país, su cumplimiento habla muy bien de ti.

¿Cómo identificar los productos ecológicos?

La mayoría cuenta con certificaciones y acreditaciones de entidades internacionales que avalan su calidad y compromiso con el medio ambiente, desde la producción hasta la distribución del producto.

Aunque la cantidad de productos amigables con el medio ambiente no es la que desearíamos, el mercado cuenta con gran variedad de productos -para usar en la peluquería, barbería, centro de belleza o en casa-, elaborados en su mayoría con aceites esenciales, infusiones, arcillas, frutas y verduras.

No te preocupes por no saber dónde comprar estos insumos para tu centro de belleza, pues las tiendas online y físicas te ofrecen diferentes precios y marcas.

Lo mejor de todo es que estos productos, elaborados con extractos naturales y sin químicos, son menos irritantes y dañinos, ¡tus clientes los amarán!

¿Qué hay de las máquinas y herramientas?

Por fortuna, en el sector de la belleza se ha masificado la producción de herramientas ecológicas, es decir, de máquinas, secadores, planchas, etc. ahorradoras de energía o fabricadas con materia prima menos contaminante.

Respecto a los precios, tanto de los productos como de las máquinas no puedo decir que son igual a los convencionales, pero sí que hay de todos los precios, solo es cuestión de probar y ligarte con una marca.

Beneficios para tus clientes

Trabajar con productos inofensivos para el medio ambiente significa también promover un cabello, una piel o un cuerpo saludable, libre de químicos como el amoniaco y el resorcinol, así como de parabenos y preservantes. ¡Sin hablar del formol o de las siliconas derivadas del petróleo!

Darnos cuenta que un producto es agresivo con el cabello y la salud de nuestros clientes no es muy difícil. Aplicar algún tratamiento y que este cause alergias, rasquiña, dolor en los ojos, ardor y sensibilidad al olfato, son sin duda alertas que no debemos pasar por alto.

Pasar de productos convencionales a ecológicos no es una tarea de un día, hay que aprender a identificar los componentes contaminantes. Y aunque algunos tratamientos demanden sí o sí químicos, lo ideal es trabajar con los menos dañinos.

Si los clientes llegan con el mito de que ‘sin químicos no se logran buenos resultados’, explica que más que un beneficio actual, los tratamientos ecológicos brindan bienestar.

Recuerda que si decides emprender este camino de dar belleza con conciencia ambiental, es un trabajo de nunca acabar. Debes transformar tus costumbres y educar a tus clientes, pero sin duda es una labor que valdrá la pena.

gestión peluquería