Del mismo modo como la emergencia sanitaria obligó a centros de belleza y bienestar a cerrar sus negocios, también muchos trabajadores de múltiples sectores se vieron en la necesidad de empezar con el teletrabajo.

Antes de la crisis solamente el 4 % de la población activa tenía la posibilidad de trabajar en remoto, pero ahora el incremento ha llegado al 28 % ¿Qué locura, verdad? 


Entonces, te preguntamos ¿qué estás haciendo para ajustar tu oferta a los clientes que se encuentran en este mood?

Muchas empresas contemplan la posibilidad de seguir con esta solución y tú debes ponérsela fácil a todos.

Ajusta tu oferta a tus clientes que están teletrabajando.


La crisis ha llevado a tus clientes a situaciones de estrés e incertidumbre y muchos necesitan encontrar en ti soluciones efectivas, así que ponte en la tarea de proponer servicios para los clientes en teletrabajo. Aquí te damos algunas ideas:

1. Ofrece consultas por llamada para los clientes con poco tiempo

El teletrabajo ha llevado a las personas a estar conectadas durante más tiempo, por lo que encontrar un tiempo para retomar sus clases o servicios de belleza es un poco difícil.

Tu tarea es pensar en qué servicios de consultoría y asesoramiento pueden llegar a ser funcionales para ellos.

Por ejemplo, si tienes un centro de estética o trabajas con alguna clínica puedes empezar a ofrecer a tus clientes sesiones virtuales para complementar algún tratamiento que ya habían empezado, pero que por razones obvias no pueden terminar en su centro.


Estas consultorías puedes ofrecerlas desde Bewe y la sincronización que hemos hecho. Para saber bien cómo funciona puedes visitar nuestro artículo.

Lo más importante es que sepas comunicar a tus clientes estas asesorías por medio de un correo electrónico llamativo y que consigan captar la atención de los clientes más ocupados.

bewe software


2. Descubre cuáles son los clientes que necesitan liberar más carga.



Es importante que perfiles a los clientes de tu centro, escuela o academia dependiendo de su necesidad.

Puede que haya unos con un nivel de estrés mucho más alto que otros. Para empezar puedes hacer una breve encuesta y dejar la información registrada en las fichas de clientes que te permitan hacer un seguimiento.

Anímalos y dales una ayudita para que se decidan a contactarte sin lugar a duda, siguen con la intención de cuidarse y permanecer bien, es solo que el dejar de lado la rutina los puede detener.

Empieza por los clientes que se sienten más agobiados y ofrece un listado de diferentes servicios o clases que puedan llamar su atención y a los cuáles ¡no puedan resistirse!

Seguro serán quienes menos duden en reservar y pagar un servicio, siempre y cuando se la pongas fácil y sobre todo les asegures que cumples con todos los protocolos de bioseguridad como el control de aforo.

Trabaja en tu capacidad para convencer, aportar argumentos y mostrar de lo que se están perdiendo porque, sin dudarlo ¡lo necesitarás!

Despierta su deseo de verte de nuevo, resuelve todas las dudas que pueden presentar como el tema de la bioseguridad y busca una solución particular para cada uno.

Recuerda que es fundamental que sepas cuál es el tiempo que tienen para poder salir de su casa o para reservar contigo y cuál es el tiempo para estar contigo.

3. Crea packs de sesiones o clases que los ayude a sentirse bien y a verse mejor.

Puede que muchos de tus clientes sientan que ya no son lo mismo de antes, que su aspecto físico puede estar mejor y que por el trabajo en casa se han descuidado un poco.

Este es el momento preciso para crear un conjunto de sesiones que les permitan retomar lo que los hace sentirse y estar bien.

Además de que aseguras algún ingreso fijo y tienes durante un tiempo a los clientes cerca de ti lo que te permite conocerlos más y descubrir de qué manera puedes ofrecer productos u otro tipo de servicios que, por supuesto te permiten conseguir más ingresos.

Planea bien si puedes; por ejemplo, vender bonos de servicios que tomaban frecuentemente tus clientes antes de la emergencia y vende un paquete completo para que ellos sigan luciendo bien.

Si tienes un centro de belleza, oferta por ejemplo un pack de servicios de manicura a blowers semanales  para que aún estando trabajando desde casa tus clientes sigan cuidandose.

O si eres entrenador de gimnasio o deportivo podrías planear entrenamientos con diferentes sesiones en las que ayudes a muchos clientes antiguos a recuperar la figura que habían conseguido entrenando en el gym.

Ten presente que los packs que decidas ofertar en tu centro deben tener diferentes precios para que se ajusten a las necesidades de todos tus clientes.

Puedes crear packs con sesiones o clases a corto plazo y otras con planes más largos.

Crea horarios puntuales con promociones irresistibles

Trabajar desde casa implica que no hay mucho tiempo para escaparse a cualquier hora de la jornada.

Entonces, revisa qué tipo de horario tienen tus clientes y ofrece un descuento en tus clases o servicios en horas no laborales.

Evalúa si para ello necesitas ampliar tu horario de atención y haz los ajustes pertinentes en el software de Bewe para que quienes quieran tomar un reserva online lo puedan hacer con la nueva disponibilidad de tu centro.

Cuenta a tus clientes que tienes una nueva promo en horarios mucho más flexibles para ellos desde las notificaciones push o los SMS para que lo vean de inmediato y se animen a visitarte. 

Cómo ves puedes replantear muchas cosas en tu centro, solo tienes que acoplarte a la nueva normalidad y pensar en las necesidades puntuales de ellos. 
Solo así conseguirás mayor éxito y permanecerás en sus cabezas.

Pon en práctica estos consejos y enjoy a tus clientes en teletrabajo.

Camila Acosta Bewe