¿Te has topado con clientes que cambian, cancelan o no se presentan a sus citas en reiteradas ocasiones? No te preocupes, conoce algunos tips que te ayudarán a educar a tus clientes para evitar estos abusos en tu peluquería, barbería o centro de belleza.

Un negocio que vive del número de servicios realizados por horas trabajadas, no puede darse el lujo de tener clientes con continuos cambios, cancelaciones o ausencias en sus citas.

Una situación real y repetitiva en las peluquerías, barberías, centros de belleza y spa de todo el mundo, es esta:

Un día cualquiera tienen la agenda llena de citas, incluso tuvieron que decirle a algunos clientes que no había espacio disponible para ellos. Pero una vez comenzada la jornada laboral, un cliente no se presenta, otro llama una hora antes de su servicio para cancelarlo, y otro olvidó por completo la hora de su cita y llegó dos horas más tarde. ¿Te ha pasado?

Seguro que sí, y es más común de lo que te imaginas.

¿Qué hacer con los clientes que no respetan sus citas?

Lo primero que debes tener en cuenta es que la cancelación persistente de citas, afecta no solo tus finanzas sino también la moral de tu equipo.

Es por esto que plantear estrategias que acaben con los clientes incumplidos es fundamental para asegurar la rentabilidad y un buen ambiente laboral.

1. Cambia la percepción que tienen los clientes de tu negocio

En este punto debes analizar el tipo de confianza que estás impartiendo a tus clientes, es decir, piensa si quizá has propiciado una relación informal donde ellos creen que da igual faltar a sus citas o cancelarlas a última hora, pues al final siempre volverás a atenderlos -cuando ellos quieran- sin ningún problema.

Para cambiar esta percepción no tienes que volverte una persona rígida, seria o bravucona, realmente

solo necesitas consolidar una política de servicio en la que estableces ciertas sanciones por incumplirla.

Algunas ideas son: imposibilidad de reservar nuevamente durante 5 días hábiles; pérdida de beneficios hacia una promoción o programa de referidos en el que estén participando, por ejemplo, si obsequias un servicio al acumular 10, perderían los que hayan sumado, etc.

recordatorio de citas peluquería

2. Depósito anticipado

Solicitar un depósito previo al servicio para efectuar la reserva, resulta muy útil para generar conciencia y responsabilidad en tus clientes. Sin embargo, muchos usuarios aún son reacios con los adelantos y se pueden negar a hacerlo.

Por esto, es importante que eduques a tus clientes desde la primera visita, haciéndoles ver la obligatoriedad de un depósito anticipado para guardarles un espacio en la agenda.

Respecto a los clientes antiguos, háblales con confianza y argumenta la necesidad del adelanto para evitar perder tu tiempo y tu dinero, así como la importancia de estos anticipos para guardar su cupo con el profesional de su elección.

3. Habla con tus clientes

Como lo mencionaba anteriormente, hablar con tus clientes es muy importante para generar conciencia, pues seguramente ellos también tienen un trabajo y odiarían perder su tiempo o su dinero.

Finalmente, tu carisma y empatía servirán para trasmitir un ambiente fresco, profesional y amigable, pero también de respeto, seriedad y cumplimiento.

4. Envía recordatorios de citas y evita las citas fallidas

No todos tus clientes son irrespetuosos o incumplidos, simplemente al igual que tú, algunos pueden estar con muchas cosas en su cabeza y olvidar su cita.

Es por esto que un software de gestión que envíe un mensaje a tus clientes recordando su cita (fecha, hora, lugar y servicio), resulta fundamental para disminuir considerablemente las cifras de cancelaciones y ausencias.

Recordatorio de citas peluquería, barbería y centro de belleza, entre otros negocios

¿Cómo funciona? Por ejemplo, el software de BEWE.io consolida toda la información de tu agenda en una base de datos que día a día y de manera automática, analiza las reservas y horas previas a la cita, envía recordatorios a tus clientes.

¡Qué esperas para probarlo! Regístrate aquí y obtén una PRUEBA GRATIS.

gestión peluquería