Destacarse y lograr que los clientes sean fieles a tu negocio es un reto.

Al hablar de decisiones de compra los sentidos juegan un papel importante. De eso precisamente se trata el marketing sensorial; cuando entras a un lugar con un aroma agradable o la luz indicada, todo esto nos hace evocar experiencias agradables y a nivel de cliente se sentirá cómodo, tranquilo y seguro de que tu centro es el mejor para él.

Te explicare los 4 puntos a tener en cuenta para lograr una experiencia inolvidable en los usuarios:





Visual
: dicen que todo entra por los ojos, un cliente antes de entrar a tu negocio ya puede tomar una decisión basándose en cómo luce el exterior. Por eso debes tener en cuenta la pintura externa, la iluminación y los mobiliarios para que tus clientes se sientan a gusto y regresen.

Auditivo: la música es fundamental, ya que crea una atmósfera de tranquilidad e incluso de privacidad. Cuando escuchamos música agradable, el cuerpo aumenta la producción de endorfinas “la hormona de la felicidad” lo cual puede predisponer a la compra.

Olfativo: los aromas nos ayudan a recordar personas y lugares. Elige una fragancia acorde a tu imagen y úsala siempre, de esta forma los clientes recordarán tu negocio de manera inmediata al percibir aromas similares.

Gustativo: el gusto es el sentido más complejo pero también es el que más sensaciones puede llegar a percibir, por eso debes ofrecer a tus clientes una bebida refrescante o una taza de té, así se sentirán cómodos.


Pon estos consejos en práctica, de seguro notarás buenos resultados.