Para ser un profesor de Pilates es necesario conocer la importancia y lo útil que es esta disciplina para tus clientes. Las personas sufren de estrés y necesitan aliviarlo, quieren cambiar su salud mediante el Pilates porque conocen que ayuda a conectar el cuerpo, mente y espíritu.

Como profesor de Pilates muchas veces te preguntas qué buscan tus clientes, qué necesitas para mejorar tu sesión, o si la didáctica de tu clase es la apropiada. Sé el mejor profesor de Pilates siguiendo los consejos que encontrarás en el siguiente artículo.

Un profesor de Pilates tiene varias responsabilidades con el alumno, una de ellas es que relajen su cuerpo para que encuentren paz total y se conecten con el ejercicio. Ten presente que el Pilates se adecua a todo público, es por eso que con el tiempo tu alumno avanzará y podrá complementar su rutina con herramientas como:

  • Pelota de estabilidad: establece equilibrio, mejora la fuerza y la flexibilidad corporal.
  • Banda elástica: logra que el tronco del cuerpo de tu estudiante obtenga la estabilidad necesaria.
  • Aro de Pilates: ayuda a tener un control del abdomen y buena tonificación de los músculos.

Un profesor de Pilates conoce las ventajas

El objetivo que tienes como profesor de Pilates es mejorar la calidad de vida de tus alumnos. Debes de recordarle las ventajas de hacerlo seguido. Conoce las ventajas que puedes explicar a tus alumnos:

Aumenta la flexibilidad

Esta actividad requiere de diferentes posturas constantemente, cada vez que avanza la clase el estiramiento y la movilidad del cuerpo hará que los músculos de tus alumnos se alarguen y cuanto más se dediquen a hacer los ejercicios los resultados se verán oportunamente.

Facilita la respiración

Un buen manejo de respiración por parte de tu alumno hará que en el momento de hacer los ejercicios sean más fácil. Además les ayudará a:

  • reducir la presión arterial;
  • mejora la circulación de tu cliente, y
  • aumentar la capacidad pulmonar.

Mantiene una postura correcta

Con el progreso de tu clase el alumno logra tener una posición de espalda recta, eso mejora su postura y la movilidad de todo su cuerpo.

Incrementa la energía y fuerza

Entre tu cliente haga más ejercicio contigo, mejor será el resultado y más energía tendrá. Aumentará la fuerza para tener músculos fuertes esto hará que los ligamentos y tendones se refuercen evitando lesiones.

Mejora el control del cuerpo

Realizar ejercicios de Pilates con dedicación hace que el equilibrio y la reacción de tu cuerpo aumente. Recuérdale a tus alumnos que el control de su cuerpo reducirá momentos de estrés.

Conviértete en el mejor instructor de Pilates

Para lograr ser un buen instructor de Pilates es necesario conocer el campo donde te mueves, conoce algunas características que debes tener para sobresalir.

Analiza a tu alumno

Ten en cuenta que si vas a dar una clase grupal, tienes que tener una buena comunicación con tus alumnos, te recomendamos tener máximo cinco estudiantes por sesión para que puedas prestar atención a las inquietudes que tengan durante los ejercicios.

Conoce los ejercicios

Todo instructor de Pilates debe conocer los ejercicios y cómo ejecutarlos. Sé precavido con cada alumno pues presentarán inconvenientes realizándolos; por ejemplo, conoce qué ejercicio se adecua mejor a cada uno, sabrás cuál ejercicio puedes practicar la próxima sesión.

Anima al estudiante a continuar con su rutina

Cuando tu alumno va a practicar por primera vez el Pilates es común verlo confundido porque tiene problemas para hacer un ejercicio. ¡Anímalo! Hazle saber que para realizar un buen ejercicio se necesita paciencia y dedicación.

Refuerza el ejercicio cada clase para avanzar

Para este punto explica los ejercicios y refuérzalos cada clase; por ejemplo si ves falencias en un ejercicio, dale un tip a tu estudiante para que pueda realizarlo de la mejor manera, puede ser, que le falto hacer más calentamiento o que debe de hacer los movimiento más leves pues su cuerpo desconoce los movimientos que está haciendo.

Ten actitud para ayudar

Llega con buena actitud a las clases, ponte una meta y cambia la vida de tu alumno. Todo lo que hagas y tu actitud las sentirá tu alumno, lo ideal es incentivar a que siga con tu clase de Pilates. ¡Todo es cuestión de actitud y dedicación!

profesor de Pilates

Haz una retroalimentación

Cada vez que se acabe la clase, realiza una retroalimentación de lo que hicieron durante la sesión; por ejemplo di algo como:

  • damos por finalizada la sesión, hoy realizamos ejercicios iniciales de el Pilates. La próxima clase reforzaremos e iniciaremos con una nueva rutina.
  • Hoy trabajamos en el ejercicio de Roll Up, recuerden lo ideal es tener las piernas estiradas e intentar con las manos tocar tus pies…

Busca tu especialidad

En el mundo de el Pilates existen muchas especializaciones y cada una requiere un profesional con disposición para ayudar a cada alumno, estas son:

  • para personas de la tercera edad;
  • niños;
  • rehabilitación;
  • embarazadas, y
  • personas mayores.

Para convertirte en profesor de Pilates y ser el mejor en lo que haces es solo cuestión de amor y actitud. Prepara una clase armónica y cómoda para tus alumnos. Haz clic acá y conoce tips para sobresalir como monitor de Pilates.